LOPID  (Gemfibrozil)
TABLETAS Y CAPSULAS
Agente regulador de lípidos
PFIZER, S.A.

- DESCRIPCION
- MECANISMO DE ACCION
- INDICACIONES Y USO
- CONTRAINDICACIONES
- ADVERTENCIAS
- PRECAUCIONES GENERALES
- PRUEBAS DE LABORATORIO
- DOSIS Y ADMINISTRACION
- PRESENTACIONES

DESCRIPCION: LOPID (gemfibrozil) es un agente regulador de lípidos. Se encuentra disponible en cápsulas de 300 mg, tabletas de 600 y 900 mg, para administración oral.

MECANISMO DE ACCION: El mecanismo de acción de LOPID no ha sido definitivamente establecido.

En el hombre, LOPID inhibe la lipólisis periférica y disminuye la extracción hepática de ácidos grasos libres. LOPID también inhibe la síntesis y aumenta el aclaramiento de apolipoproteína B, la cual es un portador del VLDL lo que conlleva a una disminución en la producción de VLDL.

LOPID aumenta los niveles de subfracciones de las lipoproteínas de alta densidad, HDL2 y HDL3, así como apolipoproteínas A-I y A-II. Estudios en animales sugieren que el reciclaje y la remoción de colesterol del hígado es incrementada por LOPID.

INDICACIONES Y USO: Prevención primaria de enfermedad cardiaca coronaria (ECC) e infarto del miocardio (IM) en pacientes con hipercolesterolemia, dislipemia mixta e hipertrigliceridemia, clasificación de Fredrickson tipos IIa, IIb y IV, respectivamente.

Tratamiento de otras dislipemias:

q      Tipo Fredrickson III y V.

q      Asociadas con diabetes.

q      Asociadas con xantomas.

Tratamiento de pacientes adultos con niveles elevados de triglicéridos séricos (hiperlipidemia tipos IV y V) si presentan un riesgo de pancreatitis y no respondan adecuadamente a un determinado esfuerzo de dieta para controlarlos.

CONTRAINDICACIONES: LOPID está contraindicado en pacientes con disfunción hepática o renal severa, enfermedad vesicular preexistente, y en pacientes que son hipersensibles a LOPID.

ADVERTENCIAS: LOPID puede aumentar la excreción de colesterol en la bilis incrementando el potencial de formación de cálculos biliares.

Si se sospecha colelitiasis, estudios de vías biliares estarán indicados. La terapia con LOPID debe ser descontinuada si se encuentran cálculos biliares.

Ha habido reportes de miositis severa con marcada elevación de creatinincinasa y mioglobinuria (rabdomiólisis) cuando LOPID y lovastatina fueron usados concomitantemente.

En aquellos sujetos que han tenido una respuesta de lípidos insatisfactoria con cualquiera de las drogas solas, el posible beneficio de la terapia combinada con lovastatina (u otro inhibidor de la HMG-CoA reductasa) y LOPID no sobrepasa los riesgos de miopatía severa, rabdomiólisis y falla renal aguda.

Debe tenerse precaución con el uso concomitante de anticoagulantes. La dosis de anticoagulantes debe reducirse para mantener los niveles deseados del tiempo de protrombina.

Se recomienda efectuar frecuentes controles de tiempo de protrombina hasta que su nivel esté estabilizado.

PRECAUCIONES GENERALES: Los niveles de lípidos deben medirse en más de una ocasión para asegurarse que estos niveles estén consistentemente anormales.

Antes de instituir la terapia con LOPID, todos los intentos deben haber sido hechos para controlar los lípidos séricos con una dieta apropiada, ejercicio y reducción de peso en pacientes obesos, así como también controlando otros problemas médicos, como diabetes mellitus o hipotiroidismo, el cual puede contribuir a los niveles anormales de lípidos.

Información para el paciente: La paciente debe ser instruida para decirle al médico si estuviera embarazada, lactando o pensando en embarazarse.

Los pacientes tomando LOPID deben ser instruidos acerca de la importancia de tomar el medicamento bajo un régimen de prescripción, acerca de la importancia de las pruebas de laboratorio para monitorizar los niveles de lípidos, y para reportar cualquier efecto colateral que experimente.

PRUEBAS DE LABORATORIO: Pruebas de funcionamiento hepático elevados (SGOT, SGPT), elevaciones de fosfatasa alcalina, LDH, creatinincinasa (CK) y bilirrubina, raramente han sido reportadas con la administración de LOPID. Éstas usualmente son reversibles al descontinuar el uso de LOPID.

Por lo tanto, se recomiendan pruebas periódicas de funcionamiento hepático, y la terapia con LOPID debe descontinuarse si las anormalidades persisten.

Ocasionalmente se ha observado que ocurre una disminución leve en la hemoglobina, hematócrito y glóbulos blancos, al iniciar el tratamiento con LOPID.

Sin embargo, estos niveles se estabilizan durante la administración a largo plazo. Raramente se han reportado anemia severa, leucopenia, trombocitopenia, eosinofilia e hipoplasia de la médula ósea. Por lo tanto, se recomienda que durante los 12 primeros meses de la administración de LOPID se efectúen recuentos hematológicos periódicos.

DOSIS Y ADMINISTRACION: La dosis recomendada es de 900 a 1,200 mg diarios. La dosis diaria máxima es de 1,500 mg. La dosis de 900 mg debe darse como dosis única, ½ hora antes de la comida de la tarde. La dosis de 1,200 mg debe darse en dos dosis divididas, ½ hora antes de la comida de la mañana y la tarde.

PRESENTACIONES:

30 cápsulas de LOPID, 300 mg.

20 tabletas de LOPID, 600 mg.

20 tabletas de LOPID UD.

PFIZER, S.A.