KLARICID - ABBOTT

Descripción.

KLARICID es claritromicina, un nuevo antibiótico macrólido original de Abbott Laboratories, que ejerce su acción inhibiendo la síntesis de proteínas a nivel de la subunidad 50s de los ribosomas de las bacterias sensibles. En la especie humana la claritromicina da lugar a la formación del metabolito 14-OH en el hígado, el cual posee la misma actividad antibiótica de la claritromicina frente a los patógenos sensibles a ella, pero con mucho mayor potencia frente al Haemophilus influenzae. Así que claritromicina ofrece un sinergismo antibiótico de carácter biológico que incrementa su eficacia terapéutica.Actividad antibiótica: KLARICID es un antibiótico con acción bactericida sobre diferentes géneros y especies bacterianas, siendo de interés terapéutico su actividad frente a: Streptococcus agalactiae, Streptococcus pyogenes, Streptococcus viridans, Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Haemophilus parainfluenzae, Neisseria gonorrhoeae, Listeria monocytogenes, Legionella pneumophila, Pasteurella multocida, Mycoplasma pneumoniae, Helicobacter (Campylobacter) pylori, Campylobacter jejuni, Chlamydia pneumoniae (TWAR), Chlamydia trachomatis, Moraxella (Branhamella) catarrhalis, Bordetella pertussis, Borrelia burgdorferi, Staphylococcus aureus, Clostridium perfringens, Peptococcus niger, Propionibacterium acnes, Bacteroides melaninogenicus, Mycobacterium avium, Mycobacterium leprae, Mycobacterium kansasii, Mycobacterium chelonae, Mycobacterium fortuitum, Mycobacterium intracellulare.KLARICID penetra muy bien en muchos tejidos exceptuando el SNC y se concentra en los tejidos y secreciones de todo el sistema respiratorio tanto a nivel intracelular (polimorfonucleares y macrófagos), como en los espacios intercelulares en el tejido infectado, alcanzando concentraciones muy superiores a las CIM's 90 para los patógenos que causan infecciones respiratorias en la comunidad. KLARICID no es sensible a la acción de las betalactamasas y, por lo tanto, es activo frente a cepas de B. catarrhalis, H. influenzae y S. aureus, resistentes a la penicilina, a las ampicilinas y a las cefalosporinas. KLARICID penetra al interior de las células produciendo la lisis de patógenos intracelulares como: L. pneumophila, M. pneumoniae, C. pneumoniae y H. influenzae. La absorción gastrointestinal de KLARICID no se compromete por la presencia de alimentos en el estómago y, a diferencia de otros macrólidos, KLARICID ha mostrado una excelente tolerancia gastrointestinal.

Composición.

KLARICID tabletas, tabletas por 250 y 500mg de claritromicina. KLARICID suspensión 125mg: una vez reconstituida cada cucharadita (5ml) suministra 125mg de claritromicina. KLARICID suspensión 250mg: una vez reconstituida cada cucharadita (5ml) suministra 250mg de claritromicina.

Indicaciones.

KLARICID está indicado en las infecciones causadas por los patógenos sensibles a este antibiótico presentes fuera del SNC. Su mejor utilización terapéutica se refiere a: tratamiento empírico de las infecciones de las vías respiratorias altas y bajas adquiridas en la comunidad. En pacientes con úlcera duodenal o úlcera gástrica para la erradicación del Helicobacter pylori, asociado a un inhibidor de la bomba de protones y a otro antibacteriano, en esquemas de triple terapia, con lo cual se facilita la cicatrización de la lesión y se disminuye su recurrencia. En pacientes inmunocomprometidos con infección por VIH para la prevención o el tratamiento de la sobreinfección por complejo de Mycobacterium avium. Para el tratamiento de infecciones de piel y tejidos blandos por cocos grampositivos. KLARICID es muy eficaz frente a Chlamydia trachomatis y se utiliza con éxito en el tratamiento de infecciones urogenitales por este agente tales como uretritis, cervicitis, epididimitis, proctitis y linfogranuloma venéreo.

Dosificación.

En niños: la dosis recomendada en pediatría es de 7,5mg/kg cada 12 horas, sin sobrepasar de 1 gramo al día. La duración usual de un tratamiento debe ser de 5 a 10 días dependiendo de la situación clínica particular, en la faringitis estreptocócica el tratamiento debe extenderse siempre por lo menos a 10 días. En los niños la suspensión de claritromicina puede hacerse antes o después de la administración de alimentos, o darse juntamente con leche si así se desea. Las suspensiones de claritromicina deben reconstituirse siguiendo las instrucciones en el empaque. Una vez preparada la suspensión, puede mantenerse hasta por 14 días a temperatura ambiente, en un lugar fresco. No debe guardarse en el refrigerador. Dosis en niños mayores de 12 años y en adultos: la dosis recomendada es de 250mg cada 12 horas; dependiendo de la severidad de la infección, esta dosis puede aumentarse a 500mg cada 12 horas.En pacientes adultos con infecciones por micobacterias, debe iniciarse el tratamiento con 500mg cada 12 horas y de acuerdo con la respuesta bacteriológica en las primeras 3 a 4 semanas, esta dosis puede incrementarse a 1 gramo cada 12 horas. En niños la dosis recomendada es 1,530mg/kg/día dividida en dos tomas iguales. En el tratamiento de la infección por MAC en pacientes con SIDA, la claritromicina debe asociarse a otros agentes antibacterianos; pero, si se trata de una acción profiláctica, es suficiente administrar claritromicina a dosis de 500mg cada 12 horas. Para la erradicación del H. pylori, claritromicina debe administrarse a una dosis de 500mg cada 12 horas, dentro de un régimen de triple terapia que incluya otro antibacteriano eficaz y un medicamento para controlar la hiperacidez gástrica; cuando se utiliza un inhibidor de la bomba de protones con este propósito, la duración del tratamiento puede ser de 7 a 10 días.

Contraindicaciones.

KLARICID está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a los antibióticos macrólidos, y no debe administrarse juntamente con cisaprida, pimozida, o terfenadina, particularmente en pacientes con enfermedades cardiacas. Su administración en estos pacientes puede originar una prolongación QT y arritmias cardiacas, incluyendo taquicardia o fibrilación ventricular y torsade de pointes, como consecuencia de un incremento en los niveles plasmáticos de los medicamentos mencionados.

Efectos indeseables.

Con el uso de KLARICID pueden presentarse eventualmente trastornos gastrointestinales, como: náuseas, dispepsia, dolor abdominal, diarrea, o vómito. Se ha informado la aparición ocasional de glositis, estomatitis o moniliasis oral con el uso de claritromicina. Rara vez se ha informado disfunción hepática, a veces con incremento de las enzimas hepáticas y hepatitis hepatocelular o colestásica, con o sin ictericia. Esta disfunción hepática puede ser severa, pero usualmente es reversible. En casos excepcionales ha sido fatal en pacientes con otras enfermedades subyacentes graves y que estaban recibiendo otros medicamentos. Se han informado reacciones alérgicas como: urticaria, erupciones cutáneas y excepcionalmente, anafilaxis. Muy rara vez se ha descrito la ocurrencia del síndrome de Stevens-Johnson. Algunos informes señalan efectos indeseables transitorios, sobre el sistema nervioso central, tales como mareo, ansiedad, insomnio, sueños vívidos y eventualmente, confusión, alucinaciones y psicosis, sin que se haya podido establecer una relación de causa a efecto.Así mismo se han mencionado pérdida de la audición, usualmente reversible al suspender el tratamiento y casos aislados de leucopenia y trombocitopenia.

Precauciones.

La claritromicina se elimina principalmente por el hígado. Por eso debe tenerse precaución cuando se administra a pacientes con compromiso de la función hepática, con falla renal moderada a severa y durante el embarazo y la lactancia.

Interacciones.

Al igual que con otros antibióticos macrólidos, la administración de claritromicina en pacientes que están recibiendo otros medicamentos que se metabolizan en el citocromo P450 (warfarina, alcaloides del ergot, triazolam, midazolam, lovastatina, disopiramida, fenitoína, ciclosporina) puede determinar elevación de los niveles plasmáticos de estos medicamentos. La administración conjunta de claritromicina con el ritonavir inhibe el metabolismo de la claritromicina aumentando sus concentraciones plasmáticas, lo cual carece de importancia clínica si la función renal es normal.

Presentaciones.

KLARICID Suspensión 125mg por cucharadita, gránulos para reconstituir en frascos por 50ml (Reg. Sanitario No. 012747). KLARICID 250mg por cucharadita, gránulos para reconstituir en frascos por 50ml (Reg. Sanitario No. M-001008 INV.). KLARICID Tabletas por 250mg: blister en caja por 10 tabletas (Reg. Sanitario No. M-011549-R1). KLARICID Tabletas por 500mg: blister en caja por 10 tabletas (Reg. Sanitario No. M-002147 INV.).