VALCOTE - ABBOTT

Descripción.

VALCOTE contiene divalproato sódico, un compuesto equimolar de ácido valproico y valproato de sodio, en una relación 1:1.

Indicaciones.

VALCOTE se disocia a valproato a nivel intestinal y se absorbe de manera uniforme alcanzando niveles plasmáticos máximos en 3 o 4 horas. La ingestión concomitante con alimentos hace más lenta su absorción, pero no modifica la cantidad total absorbida. VALCOTE en tabletas con cubierta entérica o en su forma de gránulos recubiertos reduce la incidencia de irritación gastrointestinal esperable con las cápsulas de ácido valproico. El mecanismo de acción de VALCOTE parece estar relacionado con un incremento de los niveles cerebrales de ácido gamma-aminobutírico. VALCOTE está indicado como única medicación o como terapia asociada para el tratamiento de las distintas crisis epilépticas: parciales, ya sean simples, complejas, con generalización secundaria y las crisis primarias generalizadas. También, está indicado como estabilizador del ánimo en pacientes con enfermedad bipolar y en la profilaxis de los ataques de migraña.

Dosificación.

Epilepsia, VALCOTE se administra por vía oral. La dosis inicial tanto para niños como adultos es de 15mg/kg/día, con incrementos de 5 a 10mg cada semana, hasta lograr el control deseado en el paciente. La dosis máxima recomendada es de 60mg/kg/día. Si la dosis diaria excede de 250mg debe administrarse en tomas divididas. Enfermedad bipolar: manía. Se recomienda una dosis inicial de 750mg en dosis divididas e ir aumentándola tan rápido como sea posible hasta alcanzar la respuesta clínica esperada usualmente con concentraciones plasmáticas entre 50 y 125mcg/ml. La dosis máxima recomendada es de 60mg/kg/día. En migraña: como profilaxis se debe iniciar con una dosis de 250mg cada 12 horas. Algunos pacientes se benefician con una dosis hasta de 1.000mg diarios. VALCOTE Inyectable: administración endovenosa únicamente, a las dosis diarias usuales para valproato, en períodos de infusión de 60 minutos de duración sin sobrepasar 20mg por minuto cada 8 o 12 horas.

Contraindicaciones.

VALCOTE está contraindicado en pacientes alérgicos al ácido valproico y en pacientes con lesiones hepáticas importantes.

Reacciones adversas.

Los efectos adversos reportados con el uso de valproato en epilepsia provienen de estudios clínicos controlados y de informes espontáneos. Como quiera que la mayoría de los pacientes han utilizado conjuntamente otros medicamentos antiepilépticos, en la mayoría de los casos no es posible determinar la verdadera relación de estos efectos adversos con el valproato. Gastrointestinales: náusea, vómito, indigestión, diarrea, estreñimiento, cólicos y anorexia con pérdida de peso o aumento del apetito, con ganancia de peso. Sistema nervioso central: sedación, temblor, ataxia, cefalea, nistagmus, diplopía, asterixis, fosfenos, disartria, mareo e incoordinación. Se ha informado en encefalopatía con o sin fiebre, o hiperamonemia. Piel: rash, eritema multiforme, incremento de la pérdida de cabello y rara vez síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica. Psiquiátricos: alteraciones emocionales, depresión, psicosis, agresividad, hiperactividad y deterioro de comportamiento. Hematológicos: trombocitopenia, linfocitosis, hipofibrinogenemia, leucopenia y eosinofilia, anemia y depresión de la médula ósea.Otros: elevación de las transaminasas, aumento de la bilirrubina sérica, trastornos menstruales, ginecomastia y galactorrea, pancreatitis, hiperglucemia, disminución de la audición, edema de las extremidades y síndrome tipo lupus. La frecuencia de información de estos eventos es muy ocasional. VALCOTE inyectable: sal sódica de valproato para administración endovenosa. Alternativa terapéutica para pacientes temporalmente impedidos para tratamiento oral, en: monoterapia o terapia asociada de episodios convulsivos parciales o complejos; ausencias simples o complejas.

Precauciones.

Distintas interacciones de VALCOTE con otros medicamentos son de interés terapéutico; por ejemplo: potenciación de la acción anticoagulante de la aspirina y la warfarina; aumento de los niveles plasmáticos de fenobarbital; inducción de estados de ausencia al combinarse con clonazepam. Disminución de los niveles plasmáticos de fenitoína. El uso concomitante de valproato y felbamato resulta en un aumento de los niveles séricos del valproato, lo cual hace necesario utilizar dosis más bajas de este medicamento. Por otra parte, el valproato puede conducir a un aumento de los niveles séricos de lamotrigina; cuando se emplean los dos medicamentos debe reducirse la dosis del último de ellos. El tratamiento con valproato puede inducir hiperamonemia asintomática o con letargia o coma. La hiperamonemia asintomática es más común y exige una mejor vigilancia del paciente para su detección; cuando aparece, puede ser necesario reducir la dosis del valproato o suspender el tratamiento.Existen informes de la posibilidad de alteración de los resultados de algunas pruebas de función tiroidea; el significado clínico de este fenómeno no se ha aclarado. Puede observarse, también, la ocurrencia de ideas suicidas, lo cual se ha atribuido a posibles desórdenes psiquiátricos preexistentes; esto exige una vigilancia del paciente durante el comienzo del tratamiento.

Advertencias.

En pacientes tratados con VALCOTE se han observado alteraciones hepáticas severas, algunas veces fatales, las cuales han ocurrido casi siempre durante los primeros 6 meses de tratamiento. Las lesiones hepáticas, aun en los casos fatales, pueden estar precedidas por pérdida del control de los ataques epilépticos, malestar general, debilidad, letargia, anorexia y vómito. Antes de iniciar el tratamiento con VALCOTE, deben realizarse pruebas de la función hepática y repetirlas posteriormente, en especial durante los 6 primeros meses de tratamiento. No obstante, debe tenerse presente que los análisis bioquímicos no siempre aparecen normales en algunos casos de hepatotoxicidad y se hace necesaria la evaluación clínica del paciente. Debe tenerse especial cuidado cuando se administre VALCOTE a pacientes con una historia de disfunción hepática y en aquellos que presenten desórdenes convulsivos severos asociados con retardo mental o que sufran de enfermedad cerebral orgánica.VALCOTE debe ser descontinuado inmediatamente ante la presencia de disfunción hepática significativa aparente o sospechada. En algunos casos, la disfunción hepática puede progresar a pesar del retiro de la medicación. Se han comunicado algunos casos de ovario poliquístico, sin que se haya establecido una relación de causa a efecto con VALCOTE. Evítese su uso en: uso durante el embarazo: de acuerdo con informes recientes, VALCOTE puede producir efectos teratogénicos cuando se administra a mujeres embarazadas. La incidencia de defectos del tubo neural del feto puede aumentarse cuando la madre recibe valproato el primer trimestre (un informe clínico). El Centro para Control de las Enfermedades, CDC, ha estimado que el riesgo de espina bífida en hijos de madres expuestas al valproato es aproximadamente de 1 a 2%. En la literatura médica existen múltiples informes que señalan un aumento en la incidencia de defectos de nacimiento en hijos de madres epilépticas en tratamiento con distintos medicamentos.Si bien los informes son más frecuentes para trimetadiona, parametadiona, fenitoína y fenobarbital, esta asociación también es posible con otros antiepilépticos; por lo tanto, estos medicamentos deben administrarse a la mujer embarazada solamente cuando se consideren esenciales para el control de su enfermedad. Los estudios experimentales en animales han demostrado que VALCOTE es teratogénico. Se han informado otras anomalías congénitas (defectos craneofaciales y malformaciones cardiovasculares y de otros sistemas), las cuales pueden o no ser compatibles con la vida. Su incidencia real no se ha precisado. La frecuencia elevada de anomalías congénitas en mujeres embarazadas que reciben antiepilépticos, no puede verse como un fenómeno con relación de causa a efecto, al respecto, existen problemas metodológicos para el estudio preciso de la teratogénesis en la especie humana, siendo necesario considerar factores genéticos y la misma condición de la enfermedad epiléptica, además de los medicamentos.Durante el tratamiento con valproato pueden aparecer trastornos de la coagulación sanguínea (una paciente que presentaba fibrinógeno bajo y recibió varios anticonvulsivantes, entre ellos el valproato, durante su embarazo, dio a luz un niño con afibrinogenemia que murió por hemorragia). En mujeres embarazadas que reciben VALCOTE, debe controlarse el estado de la coagulabilidad de su sangre. Debe considerarse como una parte del control prenatal las pruebas para detectar defectos del tubo neural en mujeres embarazadas que reciben antiepilépticos. También se ha informado de un recién nacido, de madre en tratamiento con valproato, que murió por insuficiencia hepática.

Presentaciones.

Tabletas con cubierta entérica con 250mg, en frasco por 30 tabletas, y de 500mg, en frasco por 30 tabletas (Regs. Nos. M-07747 R-1 MinSalud y M-07660 R-1 INVIMA). Cápsulas con gránulos de liberación controlada de 125mg blister por 30 cápsulas (Reg. San. No. M-013962 MinSalud). VALCOTE Inyectable, 100mg x ml, en vial por 5ml (Reg. San. 010028 INVIMA).