BETALOC ZOK - ASTRAZENECA

Tabletas de liberación prolongada

Composición.

Cada tableta de liberación controlada de BETALOC® ZOK® (Zero Order Kinetics = cinética de orden cero) 50mg contiene: metoprolol succinato equivalente a 50mg de metropolol tartrato. Cada tableta de 100mg contiene metoprolol succinato equivalente a metoprolol 100mg.

Propiedades.

Propiedades farmacodinámicas: el metoprolol es un bloqueador Β 1 selectivo, es decir, bloquea los receptores Β 1 en dosis mucho menores que las que se requieren para bloquear los Β 2 receptores. El metoprolol tiene un efecto no significativo de estabilización de la membrana y no muestra actividad agonística parcial. El metoprolol reduce o inhibe el efecto agonístico en el corazón de las catecolaminas (que se liberan durante el estrés físico y mental). Esto significa que el aumento usual del ritmo cardiaco, producción cardiaca, contractilidad cardiaca y presión arterial producida por el aumento agudo de las catecolaminas, se reduce con el metoprolol. Durante los niveles altos de adrenalina endógena, el metoprolol interfiere mucho menos con el control de la presión arterial que los Β bloqueadores no selectivos. Cuando sea necesario, BETALOC® ZOK® en combinación con un Β 2 agonista puede aplicarse a pacientes con síntomas de enfermedad pulmonar obstructiva.Cuando se aplica junto con un Β 2 agonista, BETALOC® ZOK® en dosis terapéuticas interfiere menos que los Β-bloqueadores no selectivos con la broncodilación mediada por Β 2 causada por el Β 2 agonista. BETALOC® ZOK® da un perfil uniforme de tiempo de concentración en el plasma y efecto (Β 1 bloqueo) en 24 horas en contraste con la formulación convencional de tabletas de bloqueadores Β 1 selectivos. Debido a la falta de picos pronunciados en la concentración en el plasma, la selectividad clínica de Β 1 se mejora con la formulación de BETALOC® ZOK® cuando se compara con las formulaciones convencionales de tabletas de bloqueadores Β 1 selectivos. Además se reduce el riesgo de concentración máxima en el plasma relacionada con efectos colaterales como la bradicardia y la fatiga en las piernas. BETALOC® ZOK® interfiere menos con la liberación de insulina y el metabolismo de carbohidratos que los Β bloqueadores no selectivos.Los estudios por corto tiempo han demostrado que BETALOC® ZOK® puede producir un ligero aumento de los triglicéridos y una disminución de los ácidos grasos libres en la sangre. En algunos casos, se ha observado una pequeña disminución en la fracción de lipoproteínas de alta densidad (HDL) aunque en un menor grado que el que se obtiene luego de Β-bloqueadores no selectivos. Sin embargo, se ha demostrado una reducción significativa de los niveles totales de colesterol en el suero después de tratamiento con metoprolol en un estudio realizado durante varios años. La calidad de vida se mantiene sin compromiso o se mejora durante el tratamiento con BETALOC® ZOK®. Se ha observado una mejoría en la calidad de vida después de tratamiento con metoprolol en pacientes luego de infarto del miocardio y en pacientes con cardiomiopatía idiopática dilatada.Propiedades farmacocinéticas: a diferencia de las tabletas convencionales, BETALOC® ZOK® no produce picos en los niveles de plasma, hecho demostrado para dosis diarias entre 50 y 200mg. Las concentraciones terapéuticas se mantienen cerca de 18 horas después de una dosis única y por 24 horas cuando alcanza el estado de equilibrio. El grado de bloqueo de los receptores beta 1, medido por el porcentaje promedio de reducción en la frecuencia cardiaca durante el ejercicio, fluctúa menos con BETALOC® ZOK® que con las formas convencionales. Sin embargo, la efectividad en la reducción de la tensión arterial sistólica y diastólica es comparable a BETALOC® ZOK® convencional. Más del 95% de la dosis administrada se absorbe por vía oral; sin embargo, sólo 50% queda disponible para su acción sistémica, debido a un extenso metabolismo de primer paso. Cerca de 12% del metoprolol se une a la albúmina sérica.El metoprolol sufre un extenso metabolismo oxidativo a cuatro metabolitos, dos de ellos activos, los cuales son eliminados principalmente por orina. Absorción y distribución: BETALOC® ZOK® se absorbe completamente después de administración. Debido a un efecto extenso de primer paso, la biodisponibilidad sistémica del metoprolol de una sola dosis oral es aproximadamente 50%. La biodisponibilidad se reduce aproximadamente 20-30% para la preparación de disolución controlada comparado con una tableta convencional, pero esto se ha demostrado que no tiene importancia para la eficacia clínica, ya que el área por debajo de la curva de efectos (AUEC) para el ritmo cardiaco es la misma con las tabletas convencionales. La unión del metoprolol a las proteínas del plasma es baja, aproximadamente 5-10%. Metabolismo y eliminación: el metoprolol sufre metabolismo oxidativo en el hígado. Se han identificado tres metabolitos principales, aunque ninguno de ellos tiene un efecto de betabloqueo de importancia clínica.Por regla general, más de 95% de una dosis oral puede recuperarse en la orina. Alrededor del 5% de la dosis administrada se excreta en la orina en forma inmodificada; esta figura se eleva hasta al 30% en casos aislados. El período promedio de eliminación del metoprolol en el plasma promedia 3,5 horas (extremos: 1 y 9 horas). La tasa total de depuración es aproximadamente 1 litro/minuto. Los ancianos no presentan cambios significativos en la farmacocinética del metoprolol comparado con las personas jóvenes. La biodisponibilidad sistémica y la eliminación del metoprolol no se modifica en pacientes con función renal reducida. Sin embargo, se reduce la excreción de metabolitos. Se observó acumulación significativa de metabolitos en pacientes con una tasa de filtración glomerular (GFR) de menos de 5ml/minuto. Esta acumulación de metabolitos, sin embargo, no aumenta el betabloqueo. Debido a baja unión a las proteínas la farmacocinética del metoprolol se afecta poco por la disminución de la función hepática.Sin embargo, en pacientes con cirrosis hepática severa y una derivación de la portacava la biodisponibilidad del metoprolol puede aumentar y puede reducirse la depuración total. Los pacientes con una anastomosis de la portacava tuvieron una depuración total de aproximadamente 0,3 litros/minuto y los valores del área por debajo de la curva de tiempo de concentración en el plasma (AUC) fueron hasta 6 veces más altos que en sujetos sanos. Mecanismo de acción: BETALOC® ZOK® es un betabloqueador con acción predominante sobre los receptores beta 1 (cardioselectivo), sin actividad simpatomimética intrínseca y con leve efecto estabilizador de membrana. BETALOC® ZOK® disminuye las cifras de tensión arterial en pacientes hipertensos, tanto en posición de pie como en decúbito. No induce hipotensión postural ni trastornos hidroelectrolíticos.Se han propuesto varios mecanismos para explicar la acción hipotensora: 1) antagonismo competitivo de las catecolaminas en las neuronas adrenérgicas periféricas (especialmente a nivel cardiaco); 2) efecto central que lleva a una reducción de la actividad simpática periférica, y 3) supresión de la actividad de renina. En pacientes con angina de pecho, BETALOC® ZOK® disminuye la incidencia de infarto del miocardio y aumenta la capacidad de trabajo físico. BETALOC® ZOK® inhibe los efectos cardiacos producidos por el aumento de la actividad simpática, disminuyendo la automaticidad de las células marcapaso y reduciendo la velocidad de conducción supraventricular. De esta forma BETALOC® ZOK® controla la frecuencia cardiaca en taquicardia supraventricular. En pacientes con fibrilación auricular o flutter auricular, BETALOC® ZOK® reduce la frecuencia ventricular. BETALOC® ZOK® ha probado reducir la frecuencia de focos ventriculares ectópicos.Igualmente ha demostrado reducir la mortalidad en pacientes en quienes se sospeche o se compruebe infarto del miocardio. El mecanismo de acción de estos efectos de BETALOC® ZOK® no es completamente conocido, pero se relaciona con una menor incidencia de fibrilación ventricular, prevención de la progresión y limitación del tamaño del infarto. Estos efectos antiisquémicos de BETALOC® ZOK® se reflejan en disminución del dolor precordial durante la fase aguda del infarto. Metoprolol ha probado reducir además la incidencia de reinfarto a corto y largo plazo. BETALOC® ZOK® es profiláctico de la migraña. A dosis terapéuticas, BETALOC® ZOK® tiene un menor efecto vasoconstrictor periférico y menor efecto constrictor sobre bronquiolos, que los betabloqueadores no selectivos. Así, BETALOC® ZOK® puede ser administrado en pacientes con enfermedades pulmonares obstructivas que requieran de un tratamiento concomitante con beta 2 estimulantes.Adicionalmente, BETALOC® ZOK® interfiere en menor proporción con la liberación de insulina y el metabolismo de carbohidratos que los agentes no selectivos. No produce alteración significativa de la respuesta cardiovascular a la hipoglicemia, ni aumenta el tiempo de recuperación después del evento hipoglicémico. Por consiguiente, BETALOC® ZOK® puede ser administrado a pacientes con diabetes mellitus. Características del sistema de liberación ZOK®: BETALOC® ZOK® es un sistema único de liberación de metoprolol, formado por una matriz hidrosoluble que contiene en su interior cientos de micropellets de succinato de metoprolol. Cada micropellet está recubierto por una membrana polimérica no desintegrable que controla la tasa de liberación. El fluido gastrointestinal penetra al micropellet y el medicamento entra en solución. Esta solución es liberada a través de la membrana polimérica mientras permanezca saturada (cerca de 20 horas).De esta manera, cada micropellet libera cantidades adecuadas de metoprolol succinato a una tasa constante, y durante las 24 horas del día. Este perfil de liberación se denomina cinética de orden cero.

Indicaciones.

El de 50mg: antianginoso, antiarrítmico, antihipertensor. El de 100mg: hipertensión arterial, angina de pecho, arritmias cardiacas, incluyendo taquicardia supraventricular, tratamiento del infarto agudo del miocardio y terapia posinfarto. Profilaxis de la migraña.

Dosificación.

BETALOC® ZOK® está diseñado para ser administrado en dosis única diaria, preferiblemente con el desayuno. Hipertensión arterial: 50 a 200mg diarios, administrados en dosis única diaria. Angina de pecho: 100 a 200mg administrados en dosis única diaria. Arritmias cardiacas: 100 a 300mg administrados en una sola dosis. Infarto de miocardio: 100 a 200mg en dosis única diaria. Profilaxis de la migraña: 100 a 200mg en dosis única diaria. Las tabletas de liberación controlada de BETALOC® ZOK® no deben ser masticadas ni trituradas. Deben ser deglutidas con líquido. BETALOC® ZOK® se propone para tratamiento una vez al día y preferiblemente se toma junto con la comida de la mañana. Las tabletas BETALOC® ZOK® deben tomarse con líquido. Las tabletas y las mitades divididas no deben masticarse o triturarse. Sujetos de edad avanzada: no se requiere ajuste de la dosis en ancianos.Niños: existe experiencia limitada con BETALOC® ZOK®. Hipertensión: la dosis recomendada en pacientes con hipertensión leve a moderada es en 50mg BETALOC® ZOK® una vez al día. En pacientes que no responden a 50mg puede aumentarse la dosis a 100-200mg una vez al día o combinarse con otros agentes antihipertensivos. El tratamiento antihipertensivo por largo tiempo con metoprolol en dosis diarias de 100-200mg ha demostrado que reduce la mortalidad total, incluyendo muerte cardiovascular súbita, ataque, eventos coronarios en pacientes hipertensos. Angina pectoris: la dosis recomendada es 100-200mg de BETALOC® ZOK® una vez al día. Si se requiere, BETALOC® ZOK® se puede combinar con otros agentes antianginosos. Arritmias cardiacas: la dosis recomendada es 100-200mg de BETALOC® ZOK® una vez al día. Tratamiento de mantenimiento después de infarto del miocardio.El tratamiento oral por largo tiempo con BETALOC® ZOK® en dosis de 200mg al día ha demostrado que reduce el riesgo de muerte (incluyendo muerte súbita) y reduce el riesgo de reinfarto (también en pacientes con diabetes mellitus). Desórdenes cardiacos funcionales con palpitaciones. La dosis es 100mg una vez al día. Si se requiere, se puede aumentar la dosis a 200mg. Profilaxis de migraña: la dosis recomendada es 100-200mg una vez al día. Insuficiencia renal: normalmente no se requiere ajuste de la dosis en pacientes con deterioro de la función renal. Insuficiencia hepática: normalmente no se requiere ajuste de la dosis en pacientes que sufren de cirrosis hepática porque el metoprolol tiene una baja unión a las proteínas (5-10%). Cuando hay signos de deterioro grave de la función hepática (por ejemplo pacientes operados por derivación) se debe considerar reducción de la dosis.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad conocida al metoprolol y sus derivados. Asma bronquial o broncoespasmo, hipoglicemia, acidosis metabólica, bradicardia sinusal o embarazo y lactancia. Adicionalmente para BETALOC® ZOK® de 50mg: bloqueo cardiaco parcial, insuficiencia cardiaca incipiente o manifiesta, a menos que el paciente haya sido previamente digitalizado. Adicionalmente para BETALOC® ZOK® de 100mg: bloqueo auriculoventricular de segundo y tercer grado, falla cardiaca no compensada, clínicamente relevante, síndrome de seno enfermo, shock cardiogénico, desorden circulatorio arterial periférico severo. La interrupción abrupta del medicamento debe evitarse. Al igual que con otros betabloqueantes, el metoprolol no está indicado en pacientes con infarto agudo del miocardio con frecuencia cardiaca por debajo de 45 o 40 por minuto, intervalo PQ > 0,24 segundos, presión sistólica < 100mmHg, y/o falla cardiaca severa o refractaria al tratamiento.Bloqueo atrioventricular de segundo o tercer grado, insuficiencia cardiaca no compensada, bradicardia del seno clínicamente acentuada, síndrome de enfermedad del seno, shock cardiogénico, desorden circulatorio arterial periférico severo. El metoprolol no se debe administrar a pacientes con sospecha de infarto agudo del miocardio mientras el ritmo cardiaco sea < 45 latidos/minuto, el intervalo P-Q > 0,24 segundos o la presión arterial sistólica sea < 100mmHg. BETALOC® ZOK® está contraindicado en pacientes que han demostrado hipersensibilidad a cualquiera de los componentes del producto o a otros Β bloqueadores.

Embarazo y lactancia.

En caso de que su uso sea necesario, metoprolol puede ser empleado durante el embarazo y en madres lactantes. Así como todos los agentes hipertensivos, los betabloqueadores pueden causar bradicardia en el feto, el recién nacido y lactante. BETALOC® ZOK® no se debe aplicar durante el embarazo y la lactancia, a menos que su uso se considere esencial. Como con todos los agentes antihipertensivos, los Β bloqueadores pueden causar efectos colaterales, por ejemplo bradicardia, en el feto y el recién nacido y en el lactante. La cantidad de metoprolol ingerida a través de la leche materna, sin embargo, parece ser insignificante con respecto al efecto del Β bloqueo en el lactante si la madre se trata con metoprolol en dosis dentro del intervalo terapéutico normal.

Reacciones adversas.

Cefalea, insomnio, astenia, síntomas depresivos, sueños vívidos, náuseas, pirosis y vómito, bradicardia acentuada, hipotensión arterial y disminución del gasto cardiaco, y rara vez rash cutáneo. En términos generales las reacciones no son graves y desaparecen al suspender la medicación. BETALOC® ZOK® es bien tolerado y generalmente las reacciones adversas han sido leves y reversibles. Como eventos adversos se han reportado los siguientes en pruebas clínicas o reportados del uso corriente, principalmente con BETALOC® convencional (tartrato de metoprolol). En muchos casos no se ha establecido una relación con el tratamiento con BETALOC®. Se utilizan las siguientes definiciones de frecuencia: muy común (> 10%), común (1-9,9%), no común (0,1-0,9%), rara (0,01-0,09%) y muy rara (< 0,01%). Sistema cardiovascular: comunes: bradicardias, desórdenes posturales (raras veces con síncope), manos y pies fríos, palpitaciones. No comunes: deterioro transitorio de síntomas de insuficiencia cardiaca, bloqueo I AV, edema, dolor pericordial.Raros: alteraciones de la condición cardiaca, arritmias cardiacas. Muy raros: gangrena en pacientes con desórdenes circulatorios periféricos severos preexistentes. Sistema nervioso central: muy común: fatiga. Comunes: mareos, dolor de cabeza. No comunes: parestesias, calambres musculares. Gastrointestinales: comunes: náuseas, dolor abdominal, diarrea, constipación. No comunes: vómito. Raros: resequedad de la boca. Hematológicos: muy raros: trombocitopenia. Hepáticos: raros: anormalidades de la prueba de función hepática. Metabolismo: no común: aumento de peso. Psiquiátricos: no comunes: depresión, deterioro de la concentración, somnolencia o insomnio, pesadillas. Raros: nerviosismo, ansiedad, impotencia/disfunción sexual. Muy raros: amnesia/deterioro de la memoria, confusión, alucinaciones. Respiratorios: comunes: disnea en ejercicio. No comunes: broncoespasmo. Raros: rinitis. Organos de los sentidos: raros: alteración de la visión, ojos resecos y/o irritados, conjuntivitis. Muy raros: tinnitus, alteración sentido del gusto.Piel: no comunes: prurito (en forma de urticaria de forma de psoriasis y lesiones cutáneas distróficas de la piel), aumento de la sudoración. Raros: caída del cabello. Muy raros: reacciones de fotosensibilidad, psoriasis agravada.

Advertencias.

Generalmente cuando se tratan pacientes hipertensos con asma, la terapia concomitante con beta 2 estimulantes (oral o inhalada) debe ser administrada. La dosis de beta 2 estimulantes puede requerir de ajuste cuando se inicia tratamiento con BETALOC® ZOK®. El riesgo de que BETALOC® ZOK® interfiera con los receptores beta 2 es menor que con tabletas convencionales de Β bloqueadores beta 1 selectivos. En pacientes con insuficiencia cardiaca, que requieran de un Β bloqueador, ésta debe ser compensada antes de iniciar tratamiento con BETALOC® ZOK®. Cuando BETALOC® ZOK® es prescrito a un paciente a quien se le ha diagnosticado feocromocitoma, un alfa bloqueador debe ser administrado concomitantemente. En la presencia de cirrosis hépatica la biodisponibilidad del metoprolol puede incrementarse. Antes de una cirugía, el anestesiólogo debe ser informado si el paciente recibe BETALOC® ZOK®. La interrupción abrupta del medicamento debe ser evitada.En lo posible, metoprolol debe ser suspendido gradualmente en un periodo de 10 días. Pacientes con enfermedad coronaria conocida deben mantenerse bajo estricta vigilancia médica durante la suspensión del Β bloqueador. En pacientes que reciben Β bloqueadores, el choque anafiláctico asume una forma más severa. Advertencias y precauciones especiales de uso: la administración intravenosa de antagonistas del calcio del tipo verapamil no se debe dar a pacientes tratados con Β bloqueadores. Generalmente, cuando se tratan pacientes con asma, se debe administrar terapia concomitante con Β 2 agonistas (tableta y/o aerosol). La dosis de Β 2 agonistas puede requerir ajuste (aumento) cuando se inicia tratamiento con BETALOC® ZOK®. El riesgo de que BETALOC® ZOK® interfiera con Β 2 receptores es sin embargo menor que con la formulación convencional de tableta de bloqueadores Β 1 selectivos.Durante el tratamiento con BETALOC® ZOK®, el riesgo de interferir con el metabolismo de los carbohidratos o de enmascarar hipoglicemia es probable que sea menor que durante el tratamiento con formulaciones convencionales de tabletas de bloqueadores Β 1 selectivos y menor que con Β bloqueadores no selectivos. Los pacientes que sufren insuficiencia cardiaca deben ser tratados de su descompensación antes y durante el tratamiento con BETALOC® ZOK®. Raras veces un desorden de conducción atrioventricular preexistente de grado moderado puede agravarse (posiblemente provocando bloqueo AV). BETALOC® ZOK® puede agravar los síntomas de desórdenes circulatorios de arterias periféricas principalmente debido a su efecto de reducción de la presión arterial. Cuando se prescribe BETALOC® ZOK® a un paciente que se sabe sufre de un feocromocitoma, se debe administrar concomitantemente un abloqueador.Antes de la cirugía se debe informar al anestesista que el paciente está recibiendo BETALOC® ZOK®. No se recomienda suspender el tratamiento de Β bloqueadores en pacientes que se sometan a cirugía. La interrupción súbita del medicamento se debe evitar. Si se tiene que suspender el tratamiento, debe hacerse cuando sea posible en forma gradual en un periodo por lo menos de 10 a 14 días, diminuyendo las dosis a 25mg x 1 durante los últimos 6 días. Durante este periodo, especialmente los pacientes con enfermedad cardiaca isquémica conocida deben mantenerse bajo supervisión de la dosis. El riesgo de eventos coronarios, incluyendo muerte súbita, puede aumentarse durante la suspensión del Βbloqueo. En pacientes que están tomando Β bloqueadores el shock anafiláctico asume una forma más severa. Efectos sobre la capacidad para conducir y operar máquinas: los pacientes deben saber cómo reaccionan al BETALOC® ZOK® antes de conducir u operar máquinas porque a veces puede ocurrir somnolencia o fatiga.

Interacciones.

Pacientes que reciban tratamiento concomitante con agentes bloqueadores simpáticos ganglionares, otros betabloqueadores (v. g. gotas oftálmicas) o IMAO deben ser mantenidos bajo vigilancia médica. Si el tratamiento concomitante con clonidina es discontinuado, el betabloqueador debe ser retirado algunos días antes de la clonidina. Se recomienda observación por posibles efectos inotrópicos y cronotrópicos negativos cuando BETALOC® ZOK® es administrado simultáneamente con antagonistas del calcio y/o antiarrítmicos y en especial después de la administración intravenosa de calcioantagonistas tipo verapamilo. Los Β bloqueadores pueden aumentar los efectos cronotrópico y dromotrópico negativos de los agentes antiarrítmicos (del tipo quinidina o amiodarona). En pacientes que reciban terapia con betabloqueadores, la inhalación de anestésicos aumenta el efecto cardiodepresor. Las concentraciones plasmáticas de metoprolol pueden disminuir con rifampicina, fenitoína y fenobarbital. La cimetidina y la hidralazina pueden incrementar la biodisponibilidad del metoprolol.El tratamiento concomitante con indometacina puede disminuir el efecto antihipertensivo de los betabloqueadores. Los Β bloqueadores cardioselectivos interfieren en una menor proporción con el control de presión sanguínea que los betabloqueadores no selectivos cuando se administran concomitantemente con adrenalina. Metoprolol puede reducir el aclaramiento de otros medicamentos (p. ej. lidocaína). Las dosis de antidiabéticos orales pueden requerir reajustarse en pacientes que reciben beta bloqueadores. Alteraciones en las pruebas de laboratorio: los hallazgos en las pruebas clínicas pueden incluir elevaciones de los niveles de transaminasas séricas, fosfatasa alcalina y deshidrogenasa láctica.

Incompatibilidades.

Ninguna conocida.

Conservación.

Mantener en un lugar seco por debajo de 30°C. Venta con fórmula médica. Mantener fuera del alcance de los niños.

Sobredosificación.

Signos y síntomas: la intoxicación debida a sobredosis de metoprolol puede llevar a hipotensión severa, bradicardia sinusal, bloqueo auriculoventricular, falla cardiaca, choque cardiogénico, broncoespasmo, alteraciones de conciencia (o aun coma), náusea, vómito y cianosis. La ingestión concomitante de alcohol, antihipertensivos, quinidina o barbitúricos puede agravar los signos y síntomas. Tratamiento: inducción al vómito o lavado gástrico. En presencia de severa hipotensión, bradicardia y progresiva falla cardiaca, administrar un estimulador beta 1 por vía intravenosa en intervalos de 2 a 5 minutos hasta alcanzar el efecto deseado. Síntomas: la sobredosis con BETALOC® ZOK® puede provocar hipotensión severa, bradicardia del seno, bloqueo atrioventricular, insuficiencia cardiaca, shock cardiogénico, paro cardiaco, broncoespasmo, deterioro de la conciencia/coma, náuseas, vómito y cianosis. La ingestión concomitante de alcohol, antihipertensivos, quinidina o barbitúricos puede agravar la condición del paciente.La primera manifestación de sobredosis se puede observar entre los 20 minutos y 2 horas después de la ingestión del medicamento. Manejo: inducción de vómito o lavado gástrico. En presencia de hipotensión severa, bradicardia, y dificultad de insuficiencia cardiaca, administre un Β 1 agonista (por ejemplo, prenalterol) por vía intravenosa a intervalos de 2-5 minutos o como infusión continua hasta cuando se obtenga el efecto deseado. Cuando no se dispone de un Β 1 agonista, puede utilizarse dopamina; o se puede utilizar sulfato de atropina intravenoso con el fin de bloquear el nervio vagus. Si no se logra un efecto satisfactorio, pueden utilizarse otros agentes simpatomiméticos como dobutamina, o puede aplicarse noradrenalina. También puede administrarse glucagon en una dosis de 1-10mg. Puede ser necesario el marcapasos. Para combatir el broncoespasmo, puede administrarse por vía intravenosa un Β 2 agonista. Observe que las dosis (antídotos) requeridas para tratar la sobredosis del betabloqueo son mucho mayores que las dosis terapéuticas normalmente recomendadas.Esto se debe a que los Β receptores están ocupados por el betabloqueador.

Presentaciones.

BETALOC® ZOK® Tabletas de liberación controlada de 50mg: frasco por 30 tabletas (Reg. San. INVIMA M-006135). BETALOC® ZOK® Tabletas de liberación controlada de 100mg: frasco por 10 tabletas (Reg. San. INVIMA M-010775).