DOLO-PANGAVIT*
(Diclofenaco, cianocobalamina,
tiamina y piridoxina)

GRAGEAS
Analgésico, antiinflamatorio y antineurítico
CHURCH AND DWIGHT, S. de R.L. de C.V.

- FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION
- INDICACIONES TERAPEUTICAS
- FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS
- CONTRAINDICACIONES
- PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
- REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
- INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO
- ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO
- PRECAUCIONES Y RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
- DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION
- SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL: MANIFESTACIONES Y MANEJO (ANTIDOTOS)
- PRESENTACION
- RECOMENDACIONES PARA EL ALMACENAMIENTO
- LEYENDAS DE PROTECCION

 

FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION:

Cada gragea contiene:

Diclofenaco sódico........................................... 50 mg

Cianocobalamina.............................................. 250 mg

Mononitrato de tiamina............................... 50 mg

Clorhidrato de piridoxina........................... 50 mg

Excipiente c.b.p........................................... 1 gragea

INDICACIONES TERAPEUTICAS: DOLO-PANGAVIT* es un analgésico, antiinflamatorio y antineurítico para el tratamiento de signos y síntomas dolorosos e inflamatorios, agudos o crónicos de artritis reumatoide, osteoartritis, espondilitis anquilosante, artrosis, espondiloartrosis, síndrome de disco, dolor de columna baja, tendinitis, bursitis, miositis, ciática y otros padecimientos traumáticos del sistema musculoesquelético y de los tejidos blandos como el traumatismo en latigazo de la columna cervical, esguinces lumbosacros y sacroilíacos, contusiones, luxaciones y fracturas.

DOLO-PANGAVIT* también está indicado para aliviar el dolor, de severo a leve, localizadas como: dismenorrea, cólico nefrítico y vesicular, dolor posoperatorio de cirugía dental y oral, cirugía menor, dolor pospartum o de cirugía ginecológica, dolor del paciente canceroso, cuadros agudos de gota. Finalmente está indicado como antineurítico y analgésico en polineuritis del alcohólico, del diabético, de las neuropatías periféricas o medicamentosas, neuralgias del trigémino, faciales, intercostales, herpéticas, radiculitis, tortícolis y parálisis a frigore.

FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS:

Diclofenaco sódico: La actividad del diclofenaco en los tejidos inflamados consiste en la inhibición de la síntesis de prostaglandinas PGE2 y tromboxano. TXB1 en 50 a 60% y de las prostaglandinas en 30%. Adicionalmente inhibe la migración leucocitaria. El diclofenaco alivia el dolor por mecanismo de acción periférico, principalmente en los tejidos inflamados, inhibiendo eficazmente la síntesis de prostaglandinas, evitando su efecto sensibilizante sobre los receptores dolorosos al estímulo de la bradiquinina.

Tras la administración intramuscular de 75 mg de diclofenaco se alcanzan concentraciones plasmáticas máximas de 2.5 mg/ml. El área bajo la curva obtenida, bajo la administración de la misma dosis es aproximadamente el doble de la correspondiente a la administración oral o rectal, ya que la sustancia activa se metaboliza 50% en su paso por el hígado por estas últimas vías.

El diclofenaco se distribuye ampliamente, encontrándose las mayores concentraciones en riñón e hígado y aparece en concentraciones altas y más persistentes en el líquido sinovial. El 99.7% se une a proteínas séricas y principalmente a la albúmina.

El diclofenaco se excreta cerca de 65% en la orina, el resto por vía biliar (35%). El tiempo de vida media del proceso de eliminación es de 1.2 a 2 horas. En pacientes con insuficiencia renal moderada, este parámetro es similar al de los pacientes con función renal normal, pero se prolonga en pacientes con insuficiencia renal severa. Los conjugados del principal metabolito, el 4-hidroxi-diclofenaco, constituyen 20 a 30% de la cantidad excretada en la orina y 10 a 20% de aquélla que aparece en la bilis.

Los conjugados de otros tres metabolitos, el 5-hidroxi-diclofenaco, el 3-hidroxi-diclofenaco y el 4,5-dihidroxi-diclofenaco, representan 10 a 20% de la cantidad excretada por la orina y solamente pequeñas cantidades de las que se eliminan por la bilis. Los conjugados del diclofenaco no hidroxilado constituyen 5 a 10% de las cifras urinarias y menos de 5% de las que aparecen en la bilis. Es prácticamente nula la excreción del diclofenaco sin conjugar. No existen diferencias apreciables en el grado de absorción, niveles hemáticos, metabolismo y excreción del diclofenaco, entre el adulto (26 a 46 años) y el viejo (66 a 81 años); tampoco se han detectado diferencias significativas en el comportamiento farmacodinámico de pacientes con insuficiencia renal e individuos sanos.

El diclofenaco difunde desde y hacia el líquido sinovial. La difusión hacia el interior de la articulación ocurre en las primeras cuatro horas de su administración. Durante este periodo los valores hemáticos son superiores a los sinoviales. Posteriormente, las cifras se invierten para hacerse ligeramente más elevadas en el líquido sinovial que en la sangre.

La cianocobalamina, la tiamina y la piridoxina reciben la denominación de vitaminas neurotrópicas por la actividad que tienen sobre el sistema nervioso central y periférico. Intervienen también, en los sistemas metabólico-enzimáticos de todas las células del organismo.

Cianocobalamina (vitamina B12): Por vía oral, la cianocobalamina, en presencia del ácido gástrico se liga a una glucoproteína (factor intrínseco); el complejo formado pasa a la parte distal del íleon para ser absorbido y capturado hacia la circulación general por mediación de un receptor específico superficial en la mucosa del íleon. La cianocobalamina es la forma farmacológicamente estable de la vitamina B12. La B12 se liga a una globulina y forma la transcobalamina II en el plasma, este complejo se distribuye ampliamente en todo el organismo. La vitamina B12 unida a la transcobalamina es depurada rápidamente del plasma para almacenarse en el hígado como coenzima activa. Esta cantidad representa hasta 90% de las reservas corporales totales de vitamina B12 (1 a 10 mg).

Aunque sufre excreción biliar, la dosis administrada se excreta fundamentalmente por vía renal y su máxima eliminación ocurre al término de 8 horas posteriores a su administración. La vitamina B12 interviene en el buen funcionamiento neuronal, propicia la síntesis de la vaina de mielina a todo lo largo del sistema nervioso; también favorece la síntesis de ATP.

La acción antineurítica de la vitamina B12 es fundamental en los procesos de polarización, despolarización de la membrana de los botones sinápticos de la placa neuromuscular. La deficiencia de vitamina B12 se reconoce, clínicamente, por las alteraciones neurológicas, en ocasiones irreversibles, que se caracterizan por inflamación progresiva de las neuronas, desmielinización y muerte celular, lo mismo en la médula espinal como en la corteza cerebral. Los síntomas y signos neuronales y psiquiátricos son muy variados.

Mononitrato de tiamina (vitamina B1): La tiamina administrada por vía oral se absorbe por un mecanismo de transporte activo, aunque en grandes concentraciones, la absorción se efectúa por difusión pasiva.

En la sangre encontramos de 0.6 a 6 mg/dl, convirtiéndose en su forma activa, pirofosfato de tiamina, que se almacena principalmente en el hígado, cerebro, riñón y corazón. Es indispensable como coenzima en varios sistemas metabólicos, como en la descarboxilación de los a-cetoácidos que participan en el ciclo de la respiración aerobia mitocondrial celular (ciclo de Krebs). En el terreno neuronal propicia la regeneración de la mielina que forra los axones y el correcto funcionamiento de la célula nerviosa, al intervenir en el metabolismo de los carbohidratos, fuente esencial en el aporte de energía a las neuronas.

El pirofosfato de tiamina, adicionalmente, interviene en la absorción de acetilcolina y su liberación en las membranas presinápticas. También actúa como modulador de la actividad neurotransmisora en el sistema nervioso (tanto en la calidad como en la velocidad de la conducción neuronal). Se excreta por la orina en 20 a 40% de la dosis administrada y el resto se elimina mediante la sudación. Esta eliminación depende de la dosis y del grado de deficiencia del organismo, que retendrá las máximas cantidades de tiamina para compensarla. La depleción de tiamina se manifiesta como una polineuropatía, con síntomas y signos neurológicos motores y sensitivos en pacientes alcohólicos, en mujeres embarazadas sometidas a dietas inadecuadas, en síndromes de malabsorción, en diarreas prolongadas, en diabéticos, en enfermedades hepáticas, etcétera.

La tiamina carece prácticamente de acción farmacodinámica. Pese al papel fisiológico que juega en el metabolismo intermedio de los carbohidratos, el empleo de dosis elevadas carece de influencia sobre la glucemia.

Clorhidrato de piridoxina (vitamina B6): El grupo de las vitaminas B6 está constituido por tres compuestos: la piridoxina, el piridoxal y la piridoxamina, metabólica y funcionalmente relacionadas. Se convierten en fosfato de piridoxal y en menor escala en fosfato de piridoxamina. La vitamina B6 se absorbe bien por vía oral, ya en sangre, es hidrolizada uniéndose de manera importante a las proteínas séricas, correspondiendo por lo menos, 60% de la vitamina B6 circulante al fosfato de piridoxal, con la propiedad de poder atravesar las membranas celulares. Actúa como coenzima en importantes transformaciones biológicas de los aminoácidos.

Promueve la generación del ácido g-aminobutírico (GABA), la dopamina, la serotonina y en la síntesis de neurolípidos de la vaina de mielina. Su deficiencia se correlaciona con otros miembros del complejo B y ocurre en pacientes alcohólicos, con síndrome de malabsorción, etc., donde contribuye la aparición de cuadros neurológicos.

El piridoxal es oxidado en el hígado, y su producto, el ácido 4-piridóxico se excreta por vía renal.

CONTRAINDICACIONES:

q            Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.

q            Policitemia vera.

q            No debe administrarse en pacientes en los que el diclofenaco, el ácido acetilsalicílico y otros analgésicos, antiinflamatorios no esteroides hayan inducido asma, urticaria u otro tipo de reacción alérgica, porque se han reportado reacciones anafilácticas graves.

q            Enfermedad acidopéptica.

q            Pacientes con antecedentes de sangrado del tubo digestivo.

q            Embarazo, lactancia y niños menores de 12 años.

q            Insuficiencia renal y/o hepática.

q            Hipertensión arterial severa.

PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: El uso de este medicamento durante el embarazo, debe valorarse riesgo-beneficio y estar bajo supervisión médica.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En pacientes alérgicas a los componentes de la fórmula, pueden ocurrir reacciones secundarias como urticaria, vómito y ocasionalmente shock anafiláctico. Los efectos secundarios más frecuentemente observados, con el empleo del diclofenaco sódico, ocurren en el tracto gastrointestinal; la mayoría de ellos, son leves, aunque pueden presentarse, eventualmente, casos de úlcera péptica o sangrado gastrointestinal en pacientes tratados por periodos mayores de tres meses (menos de 1%) o en aquéllos tratados por más de un año (menos de 2%). En orden de frecuencia les siguen los trastornos del sistema nervioso cnetral: cefalea y mareo.

Efectos secundarios con frecuencia superior a 1%:

q            Digestivos: Dolores y calambres abdominales, constipación, diarrea, indigestión, náusea, distensión abdominal, flatulencia o anormalidades de las pruebas de función hepática (la elevación de las transaminasas -SGPT o SGOT- es insignificante; sin embargo, en ocasiones puede haber aumentos significativos en tratamientos prolongados; esta elevación es reversible a la supresión del tratamiento). Con una frecuencia más baja: úlcera péptica con o sin sangrado gastrointestinal y/o perforación o sangrado sin ulceración.

q            Sistema nervioso central: Cefalea, mareo.

q            Metabólico-nutricional: Retención de líquidos. El diclofenaco debe administrarse con precaución en pacientes con antecedentes de insuficiencia cardiaca, hipertensión o condiciones que favorecen la retención de líquidos.

q            Piel y tejidos blandos: Urticaria, prurito.

q            Sentidos: Tinnitus.

Efectos adversos con frecuencia inferior a 1%; relación causal probable (no observados en reportes clínicos, sólo en la literatura):

q            Digestivos: Diarrea sanguinolenta, melena, hepatitis, ictericia, vómito, estomatitis aftosa, alteraciones del apetito, resequedad de la boca, colitis.

q            Hemáticos: Disminución de la hemoglobina, leucopenia, trombocitopenia, anemia aplásica, agranulocitosis, púrpura.

q            Metabólico: Azoemia.

q            Sistema nervioso: Insomnio, somnolencia, depresión, diplopía, ansiedad, irritabilidad.

q            Respiratorio: Epistaxis, asma, edema laríngeo.

q            Piel y tejidos blandos: Alopecia, urticaria, eccema, eritema multiforme, angioedema, síndrome de Stevens-Johnson.

q            Sentidos: Visión borrosa, escotomas, alteraciones del sabor, sordera reversible.

q            Urogenitales: Proteinuria, oliguria, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, necrosis papilar, insuficiencia renal.

q            Generales: Malestar, inflamación de los labios y de la lengua, reacciones anafilactoides.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO: La piridoxina antagoniza los efectos de la levodopa; sin embargo, puede utilizarse concomitantemente con preparados que contengan carbidopa-levodopa. La isoniacida, la cicloserina, la hidralacina y la penicilamina son antagonistas y/o aceleran la excreción renal de piridoxina. Disminuye los niveles séricos de fenobarbital.

No se recomienda la administración concomitante del diclofenaco y el ácido acetilsalicílico; de igual manera debe tenerse cuidado cuando se administra con anticoagulantes. Puede aumentar la toxicidad del metotrexato, la digoxina y la ciclosporina. El diclofenaco reduce la depuración renal del litio, aumentando sus concentraciones hemáticas y su toxicidad. Aun cuando el diclofenaco no altera el metabolismo de la glucosa ni la acción de las drogas hipoglucemiantes orales en individuos sanos, existen reportes aislados de alteraciones sobre los efectos de la insulina y de los hipoglucemiantes orales.

Al igual que otros analgésicos antiinflamatorios no esteroides, el diclofenaco puede inhibir la actividad de los diuréticos. Su administración simultánea con diuréticos ahorradores de potasio puede causar hiperpotasemia.

ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Existen reportes de que la piridoxina puede dar falsas reacciones positivas al urobilinógeno, utilizando el reactivo de Ehrlich. El diclofenaco reduce la agregación plaquetaria, pero no afecta el tiempo de sangrado, la protrombina y el fibrinógeno plasmáticos o los factores V, VII y XII.

PRECAUCIONES Y RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Ninguno de los componentes de la fórmula ha mostrado tener efectos carcinogénicos, aun en estudios a largo plazo en ratas y ratones; tampoco se observó potencial mutagénico in vitro e in vivo incluyendo la prueba de AMES. Los estudios controlados no demuestran potencial teratogénico ni cambios significativos sobre la fertilidad de los animales utilizados.

DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION:

q            Dolores severos: Iniciar con la vía inyectable durante 1 ó 2 días. Posteriormente, 3 grageas al día, después de los alimentos.

q            Dolores moderados a severos: 2 ó 3 grageas diarias, después de los alimentos.

q            Dolores leves: 2 grageas diarias, después de los alimentos.

SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL: MANIFESTACIONES Y MANEJO (ANTIDOTOS): La cianocobalamina y la tiamina, no tienen riesgo alguno de sobredosificación. Aunque la piridoxina es relativamente atóxica, la administración de dosis muy elevadas (2 g diarios) por periodos prolongados (2 ó más meses), puede producir neuritis sensorial o síndrome neuropático que desaparecen lentamente hasta la recuperación completa, al suspender el tratamiento. Sólo se han reportado unos cuantos casos de sobredosis con diclofenaco.

La conducta ante esta eventualidad incluye: lavado gástrico para reducir hasta donde sea posible la absorción. Es útil la administración de carbón activado. Las medidas de soporte y sintomáticas serán necesarias para manejar: la hipotensión, el colapso circulatorio, la insuficiencia renal, la depresión respiratoria, las convulsiones, la inconsciencia o las alteraciones gastrointestinales. El forzamiento de la diuresis tiene bases teóricas muy sólidas ya que el fármaco se excreta por vía renal.

El extenso metabolismo y la elevada tasa de fijación plasmática del diclofenaco, hacen poco efectivas la diálisis o la hemoperfusión.

PRESENTACION: Caja con 30 grageas en foil de celopolial.

RECOMENDACIONES PARA EL ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCION: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. El uso de este medicamento en el embarazo debe valorarse riesgo-beneficio y debe estar bajo supervisión médica. No se administre durante la lactancia ni a niños menores de 12 años.

Hecho en México por:
CHURCH AND DWIGHT, S. de R.L. de C.V.
* Marca registrada