PRODOLINA

Metamizol sódico

(Boehringer Ingelheim Promeco)

 

 

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN: 500 mg. metamizol sódico.

Vehículo c.b.p. 1 ml. Solución gotas.

2 g. metamizol sódico.

Vehículo c.b.p. 4 ml. Solución inyectable.

2 g. metamizol sódico.

Excipiente c.b.p. 1 tableta.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: dolor agudo o crónico, y en algunos casos de dolor visceral. Dolor pre y posoperatorio; traumatología y quemaduras, dolor del glaucoma, neuritis; neuralgia del trigémino; herpes zóster.

Cefalea, otalgias y odontalgias. Coadyuvante en el tratamiento del dolor en casos de gota y dismenorrea. Fiebre.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: tabletas: 1 a 2 tabletas, cada 6 u 8 horas en 24 horas. Solución inyectable: 1 a 4 ampolletas vía I.M. o I.V. por día. No deberá administrarse mezclada con otros medicamentos. La aplicación I.V. inadecuada puede causar hipotensión severa y choque. I.V.: diluir la ampolleta de 4 ml. en mínimo 50 ml. (relación 1:12.5) de solución inyectable y administrar por venoclisis a velocidad de 1 ml. por cada minuto (20 gotas o 60 microgotas por minuto).

Precauciones: 1. El paciente debe estar hemodinámicamente estable con tensión arterial mínima de 100/60 mmHg. 2. Colocar al paciente en decúbito. 3. Vigilar su presión arterial.

Solución gotas: niños de 1 a 3 años: 5 gotas 3 veces al día. Niños de 3 a 6 años: 10 a 20 gotas 3 veces al día. Niños de 6 a 12 años: 20 gotas 4 veces al día.

Adultos: 20 a 40 gotas 4 veces al día.

 

PRESENTACIONES: tabletas: caja con 10.

Solución inyectable: caja con 5 ampolletas de 2 g./4 ml.

Solución gotas: frasco con 15 ml. y gotero.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: hipersensibilidad, como choque y agranulocitosis, las cuales son raras, pero graves. La agranulocitosis se manifiesta por fiebre elevada, escalofríos, dolor cervical, molestias distópicas, inflamación oral y nasofaríngea, así como genital y anal. La tumefacción de los ganglios linfáticos y del bazo es escasa o inexistente. La sedimentación globular se encuentra aumentada y los granulocitos pueden estar muy reducidos o faltar en su totalidad, al tiempo que los valores de hemoglobina, eritrocitos y trombocitos son, en su mayoría, normales. En caso de sospecha es necesario el control del hematograma. Tras la suspensión inmediata del medicamento, bajo tratamiento protector, es de esperarse la regeneración de leucocitos. Ocasionalmente: hipersensibilidad en piel, mucosas oculares y de la región nasofaríngea. Raramente: reacciones tipo ampuloso en piel y mucosas (síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell), en tales casos, deberá suspenderse el tratamiento.