SUPRADOL

Ketorolaco trometamina

(Liomont)

 

 

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN: 10 y 20 mg. ketorolaco trometamina.

Excipiente c.b.p. 1 tableta.

30 mg. ketorolaco trometamina.

Excipiente c.b.p. 1 tableta, sublingual.

30 mg. ketorolaco trometamina.

Vehículo c.b.p. 1 ml. Solución inyectable.

60 mg. ketorolaco trometamina.

Vehículo c.b.p. 1 ml. Solución inyectable.

30 mg. ketorolaco trometamina.

Vehículo c.b.p. 1 ml. Jeringa prellenada.

2 g. ketorolaco trometamina.

Excipiente c.b.p. 100 g. Gel.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: tabletas, tabletas sublinguales y solución inyectable: en dolor agudo a corto plazo. Gel: en dolores musculares, articulares y postraumáticos.

Traumatismos de tejidos blandos: esguinces, torceduras, bursitis, tendinitis, epicondilitis, sinovitis y osteoartritis de articulaciones superficiales.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: adultos: 10 mg. cada 4 a 6 horas, máximo 40 mg. en 24 horas. En transición de I.M. a oral, esta última no debe exceder 40 mg. en 24 horas (120 mg. al día dosis total I.M. + oral).

I.M.: 30 a 60 mg., seguidos de 10 a 30 mg. cada 6 horas hasta 150 mg. el 1er. día; posteriormente, 120 mg. al día, máximo 5 días. I.V.: bolo: 30 mg. en un lapso de 15 segundos, seguidos de la aplicación de 10 a 30 mg. cada 6 horas, durante máximo 5 días; dosis máxima: 120 mg. al día.

Infusión: bolo de 30 mg. I.V. en lapso mínimo de 15 segundos y seguir con infusión continua a máximo 5 mg./hora (es compatible con las soluciones parenterales convencionales).

Vía parenteral: no deberá exceder 5 días. Dosis máxima: 120 mg. al día.

Sublingual: colocar la tableta debajo de la lengua hasta su completa disolución. No ingerirse.

En adultos y >16 años con más de 50 kg.: 1 tableta (30 mg.), pudiéndose repetir la dosis cada 6 horas sin exceder 4 tabletas (120 mg.) en 72 horas, durante 2 a 5 días máximo.

Adultos > 65 años o con peso corporal < 50 kg.

o con insuficiencia renal: ½ tableta (15 mg.) cada 6 horas sin exceder 2 tabletas (60 mg.) en 24 horas, durante 2 a 5 días máximo.

Gel: 3 a 4 veces al día sobre el área afectada, frotando suavemente hasta que se absorba completamente. Puede utilizarse concomitantemente con otras presentaciones de SUPRADOL.

Dosificación por razón necesaria: en esquema específico de acuerdo a la necesidad del paciente, dependiendo de la severidad y tipo de dolor.

Dosis inicial de 30 a 60 mg. y posteriormente se ajustarán dosis y/u horario, sin sobrepasar el máximo diario (150 mg. el 1er. día y 120 mg. los días subsecuentes). Si posterior a la dosis inicial se presenta dolor antes de 6 horas, podrá incrementarse 50% de la dosis previamente administrada; por el contrario, si el paciente aún refiere analgesia a las 6 horas podrá disminuirse en 50% la dosis anteriormente administrada.

Transición de la vía parenteral a la oral: adultos: el día del cambio la dosis no debe exceder 120 mg./día, incluyendo la dosis máxima oral de ese mismo día (40 mg.); las dosis orales de los días posteriores no deberán exceder la dosis máxima diaria (40 mg.). Niño mayores de 3 años: se recomienda I.M. o I.V. de 0.75 mg./kg. cada 6 horas, hasta máximo dia rio 60 mg. La administración parenteral no debe exceder 2 días.

Infusión I.V. en niños: 0.17 mg./kg./h., sin exceder la dosis máxima.

 

PRESENTACIONES: caja con 10 y 20 tabletas de 10 mg.

Caja con 3 ampolletas de 30 mg./1 ml.

Caja con 3 ampolletas de 60 mg./2 ml.

Caja con 1 y 3 jeringas prellenadas de 30 mg./ 1 ml. (HyPak).

Caja con 2 y 4 tabletas sublinguales de 30 mg.

Tubo con 30 y 60 g.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: poco frecuentes: úlcera péptica, sangrado gastrointestinal, rectal, melena, náuseas, dispepsia, dolor gastrointestinal, diarrea, constipación, flatulencia, sensación de plenitud, disfunción hepática, estomatitis, vómito, gastritis, eructos, edema, astenia, mialgia, aumento de peso, rubor, palidez, púrpura, hipertensión, somnolencia, mareo, cefalea, sudoración, boca seca, nerviosismo, parestesia, pensamientos anormales, depresión, euforia, sed excesiva, incapacidad para concentrarse, insomnio, estimulación, vértigo, disnea, asma, polaquiuria, hematuria, prurito, urticaria, rash, anormalidades del gusto y de la vista, tinnitus. Raramente: insuficiencia renal aguda, dolor en el flanco con o sin hematuria y/o azoemia, hiponatremia, hipercaliemia, síndrome urémico hemolítico, retención urinaria, reacciones de hipersensibilidad, anafilaxia, broncospasmo, edema laríngeo, hipotensión, rubor, hepatitis, ictericia colestásica, insuficiencia hepática, síndrome de Lyell, síndrome de Stevens- Johnson, dermatitis exfoliativa, rash maculopapular, sangrado de herida posquirúrgica, trombocitopenia, epistaxis, convulsiones, sueños anormales, alucinaciones, hipercinesia, pérdida de la agudeza auditiva, meningitis aséptica y síntomas extrapiramidales. Reacciones locales en el sitio de aplicación del gel, como irritación, eritema y dermatitis. Reacciones alérgicas; en caso de erupción o irritación, el gel deberá ser descontinuado.