ALIN / DEPOT / TABLETAS

Dexametasona

ALIN NASAL

Dexametasona, neomicina, fenilefrina

ALIN OFTÁLMICO

Dexametasona, neomicina

(Chinoin)

 

 

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN: ALIN: fosfato sódico de dexametasona equivalente a 4 mg. de fosfato de dexametasona.

Vehículo c.b.p. 1 ml. Solución inyectable.

ALIN DEPOT: isonicotinato de dexametasona equivalente a 8 mg. de dexametasona.

Vehículo c.b.p. 2 ml. Suspensión inyectable.

ALIN TABLETAS: 0.5 mg., 0.75 mg. dexametasona.

Excipiente c.b.p. 1 tableta.

ALIN NASAL: fosfato sódico de dexametasona equivalente a 0.050 g. de fosfato de dexametasona. Sulfato de neomicina equivalente a 0.350 g. de neomicina base, 0.500 g. clorhidrato de fenilefrina.

Vehículo c.b.p. 100 ml. Solución gotas.

ALIN OFTÁLMICO: fosfato sódico de dexametasona equivalente a 0.90 mg. de fosfato de dexametasona, sulfato de neomicina equiv. a 3.50 mg. de neomicina base.

Vehículo c.b.p. 1 ml. Solución gotas.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: ALIN Solución Inyectable y ALIN TABLETAS: trastornos en los que son deseables los efectos antiinflamatorios e inmunosupresores de los corticosteroides, especialmente para el tratamiento intensivo durante periodos cortos. Algunos casos de insuficiencia adrenal. Tiroiditis. Artritis reumatoide, gotosa, postraumática, osteoartritis, sinovitis, bursitis, espondilitis anquilosante, lupus sistémico. Pénfigo y eritema multiforme; dermatitis exfoliativa, psoriasis, dermatitis por contacto. Asma bronquial, urticaria, alergias a medicamentos y alimentos, reacciones de hipersensibilidad, rinitis alérgica. Conjuntivitis alérgicas, neuritis ópticas, iridociclitis. Colitis ulcerativa, enteritis regional.

Broncoaspiración, síndrome de Loeffler, sarcoidosis. Anemias y trombocitopenias autoinmunes, leucemias y linfomas. Síndrome de coagulación intratravascular. Estados de choque, edema cerebral.

En aquellos procesos inflamatorios que requieren tratamientos rápidos.

ALIN Solución Inyectable puede utilizarse para: uso intraarticular: sinovitis, osteoartritis, artritis reumatoide, gota, bursitis, epicondilitis. Uso intralesional: lesiones queloides, inflamatorias, infiltrados hipertróficos, liquen plano, lupus discoide, alopecia areata. ALIN DEPOT: artritis reumatoide, padecimientos de la colágena; enfermedades del aparato respiratorio, como: asma bronquial, enfermedad fibrosante del intersticio pulmonar, bronquitis crónica, enfisema. Urticaria, eccema, psoriasis, rosácea. Lupus eritematoso diseminado, dermatomiositis, esclerodermia, colitis ulcerosa idiopática. En afecciones osteoarticulares que requieren administración local y prolongada de corticoides. ALIN NASAL: en rinitis alérgica, aguda o crónica. Rinitis vasomotora, sinusitis alérgica, coriza nasal. Coadyuvante en rinitis y sinusitis. ALIN OFTÁLMICO: conjuntivitis agudas, crónicas y alérgicas. Escleritis, uveítis e iridociclitis. Infecciones de la córnea, queratitis, úlcera marginal, trastornos tróficos, quemaduras físicas o químicas de la conjuntiva o de la córnea.

Reacciones inflamatorias.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: ALIN Solución Inyectable puede administrarse I.V., I.M., intraarticular, intralesional, intradérmica. Inyección I.M. o I.V.: la dosis inicial puede variar de 0.5 a 20 mg. al día. Generalmente la dosis diaria total no debe ser mayor a 80 mg. en infusión continua o fraccionada cada 4, 6 u 8 horas. ALIN DEPOT debe administrarse por inyección I.M. profunda (en los glúteos), cuando se requiera efecto sistémico. Para efecto local puede administrarse vía intraarticular, intrabursal y, en algunos padecimientos dermatológicos, puede inyectarse intradérmicamente. Dosis de inicio: 2 ml. I.M. Mantenimiento: de 1 a 2 ml. cada 14-21 días. La suspensión brusca del tratamiento con corticosteroides puede causar insuficiencia adrenocortical secundaria. ALIN TABLETAS: dosis inicial: varía de 0.75 a 9 mg. diarios; usualmente debe ser dividida en 2 a 4 tomas. En niños es muy importante calcular la dosis a 0.024-0.34 mg./kg. diaria o 0.66-10 mg./m2 al día divididos en 4 tomas.

La dosis debe mantenerse hasta obtener el efecto buscado, reduciendo paulatinamente hasta llegar a la dosis de mantenimiento, que varía entre 0.5 y 1.5 mg. Las tabletas deben tomarse después de los alimentos. En trastornos agudos en los que es urgente obtener un alivio rápido se pueden emplear dosis elevadas, las cuales pueden resultar indispensables por un periodo corto; una vez que se han suprimido adecuadamente los síntomas, se debe mantener la menor dosificación capaz de proporcionar suficiente alivio sin efectos hormonales excesivos.

ALIN NASAL: de 4 a 8 veces al día; se debe reducir el número de aplicaciones, y finalmente suspender.

ALIN OFTÁLMICO: 1 ó 2 gotas en cada ojo 3 ó 4 veces al día (día y noche).

 

PRESENTACIONES: ALIN: 1 ampolleta con 2 ml.

ALIN DEPOT: frasco ámpula con 2 ml.

ALIN TABLETAS: caja con 30 de 0.5 mg.

Caja con 30 de 0.75 mg.

ALIN NASAL: frasco gotero con 20 ml.

ALIN OFTÁLMICO: frasco gotero con 5 ml.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: ALIN, ALIN DEPOT y ALIN TABLETAS: trastornos musculosqueléticos, gastrointestinales, cutáneos, neurológicos, endocrinológicos, oftálmicos, metabólicos, cardiovasculares.

Retención de sodio y líquidos, hipertensión arterial, debilidad muscular, gastritis y úlcera péptica, distensión abdominal, dermatitis alérgica, urticaria, convulsiones, irregularidades menstruales.

Su uso prolongado determina deficiencia en la cicatrización de heridas, piel delgada y frágil, síndrome de Cushing, manifestación de diabetes mellitus latente, hirsutismo, aumento de peso, osteoporosis y riesgos de fracturas vertebrales por compresión.

ALIN NASAL: ardor y prurito de leve a moderado en la nariz. ALIN OFTÁLMICO: ardor, irritación, aumento de la presión intraocular con posible desarrollo de glaucoma.