TS-BAC

TS-BAC TABLETAS:

Antibiótico

ULTRA

TS-BAC Forma Farmacéutica y Formulación:

Cada tableta contiene:

Sulfametoxazol .............. 400 y 800 mg

Trimetoprima ................. 80 y 160 mg

Excipiente, cbp .............. 1 tableta

TS-BAC Indicaciones Terapéuticas:

Antimicrobiano.

TS-BAC está indicado para el tratamiento de:

  • Infecciones de la piel y tejidos blandos: Piodermas, furunculosis, dermatitis, abscesos y heridas infectadas, quemaduras.
  • Infecciones oculares: Conjuntivitis, blefaritis.
  • Infecciones del sistema digestivo: Gastroenteritis, shigelosis, fiebre tifoidea y otras salmonelosis. Sepsis neonatal, septicemias, peritonitis y aborto séptico.
  • Infecciones agudas de las vías urinarias: (altas y bajas) no complicadas.
  • Infecciones de vías respiratorias superiores: Amigdalitis, faringitis, laringotraqueítis y laringitis.
  • Infecciones de las vías respiratorias inferiores: Bronquitis y neumonía.
  • Infecciones de oído, nariz y garganta: Otitis media, laberintitis, sinusitis.
  • Infecciones genitourinarias: Cistitis agudas o crónicas, uretritis, pielonefritis, infecciones renales y uretritis gonocócica.
  • Infecciones del tracto genital: Gonorrea, incluyendo los casos de infección orofaríngea y anorrectal, chancroide (o chancro blando), linfogranuloma venéreo.

TS-BAC Presentaciones:

Caja con frasco con 20 tabletas de 80 mg/400 mg.

Caja con 20 tabletas en envase de burbuja de 80 mg/400 mg.

Caja con frasco con 14 tabletas de 160 mg/800 mg.

Caja con 14 tabletas en envase de burbuja de 160 mg/800 mg.

TS-BAC Dosis y vía de administración: 

Oral. TS-BAC se administra en intervalos de 12 horas. Adultos y niños mayores de 12 años reciben por lo general tabletas, niños menores de 12 años reciben la suspensión oral.

Está contraindicado en las afecciones graves del parénquima hepático, discrasias sanguíneas y en insuficiencia renal grave, cuando no se pueda determinar regularmente la concentración plasmática. TS-BAC no deberá administrarse a pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a las sulfamidas o al trimetoprim. No se administre durante el embarazo y la lactancia, tampoco en los prematuros y lactantes menores de 3 meses de edad, a pacientes con trastornos hematológicos graves. Se ha administrado cotrimoxazol a pacientes bajo tratamiento citotóxico, con poco o ningún efecto adicional sobre la médula ósea o la sangre periférica. No debe administrarse en prematuros ni a recién nacidos a término, durante el periodo neonatal.

Es bien tolerado, sin embargo, como con todas las sulfamidas, pueden presentarse náuseas, vómitos, exantema, síndrome de Stevens-Johnson, granulocitopenia, trombocitopenia, leucopenia y síndrome de Lyell. Estas reacciones son más frecuentes en ancianos, en insuficiencia renal y en el empleo concomitante de otros fármacos (tiacidas, pirimetamina, etc.). Se puede requerir ajuste de la dosis de anticoagulantes warfarínicos, fenitoína, metotrexato, hipoglucemiantes orales, administrados concomitantemente.

Deberá ser usado con precaución en pacientes con daño renal o insuficiencia hepática o aquellos con deficiencias de folatos (ancianos alcohólicos crónicos, pacientes que están recibiendo tratamiento anticonvulsivante, pacientes con mala absorción intestinal, y estado de desnutrición) y todos aquéllos con problemas alérgicos y asma bronquial. Si se administra TS-BAC durante periodos prolongados, se requiere de conteos sanguíneos prolongados. Si se detectara una reducción significativa en la cuenta de cualquier elemento sanguíneo formado, deberá suspenderse el tratamiento. A menos que se trate de un caso excepcional, no se deberá administrar este fármaco en pacientes con desórdenes hematológicos serios.

TS-BAC puede inhibir el metabolismo de la fenitoína en el hígado. Administrado en las dosis clínicas habituales, prolonga el tiempo de vida media de la fenitoína en 39%, mientras que redujo en 27% el aclaramiento metabólico de la fenitoína. Si se administran simultáneamente ambos preparados, se debe tener presente la posibilidad de un efecto excesivo de la fenitoína. Las sulfonamidas pueden desplazar al metotrexato de los sitios de unión a las proteínas plasmáticas, con lo que se elevan las concentraciones de metotrexato libre y su efecto. TS-BAC puede influir también sobre la dosis establecida de medicamentos hipoglucemiantes. En administración simultánea de indometacina pueden presentarse niveles elevados de sulfametoxazol en sangre. Informes aislados en pacientes que toman dosis semanal de más de 25 mg de pirimetamina, por razón de profilaxis de malaria, pueden desarrollar anemia megaloblástica si se les administra al mismo tiempo TS-BAC.

TS-BAC contiene dos ingredientes que actúan en forma sinérgica mediante el bloqueo secuencial de dos enzimas bacterianas que catalizan etapas sucesivas en la biosíntesis del ácido folínico en el microorganismo. Este mecanismo generalmente resulta en actividad bactericida in vitro a concentraciones a las que las sustancias individuales son únicamente bacteriostáticas. Además, estos fármacos son con frecuencia efectivos contra organismos resistentes a alguno de los dos componentes.

La trimetoprima y el sulfametoxazol se absorben en forma rápida y casi completa de la porción superior del tracto gastrointestinal tras la administración oral. Tras una dosis única de 160 mg de trimetoprima y 800 mg de sulfametoxazol, se alcanzan concentraciones plasmáticas máximas de 1.5 a 3 µg/ml de trimetoprima y 40 a 80 µg/ml de sulfametoxazol tras 1 a 4 horas. Tras la administración repetida de dicha dosis en intervalos de 12 horas, las concentraciones plasmáticas mínimas, alcanzadas en 2 a 3 días, se encuentran entre 1.3 y 2.8 µg/ml para la trimetoprima y entre 32 y 63 µg/ml para el sulfametoxazol. El volumen de distribución de la trimetoprima es de cerca de 130 lt., y el sulfametoxazol de 20 lt.

El 45% de la trimetoprima y 66% del sulfametoxazol se unen a las proteínas plasmáticas. Se ha reportado una penetración superior de trimetoprima, relativa a sulfametoxazol, en tejido prostático no inflamado, fluido seminal, fluido vaginal, saliva, tejido pulmonar normal e inflamado y líquido biliar, mientras que la penetración en el fluido cerebrospinal y el humor acuoso es similar para ambos compuestos. Grandes cantidades de trimetoprima y cantidades menores de sulfametoxazol pasan del torrente sanguíneo al fluido intersticial y otros fluidos corporales extravasculares. Las concentraciones de trimetoprima y sulfametoxazol son mayores que las concentraciones inhibitorias mínimas para la mayoría de los organismos susceptibles.

Las alteraciones hematológicas que se pueden presentar son diversos tipos de anemias, incluyendo la aplásica, hemolítica y macrocítica, trastornos de la coagulación, púrpura y sulfohemoglobinemia.

Los síntomas probables de la sobredosificación son: náuseas, vómito, mareo y confusión, ante lo cual deberá suspenderse el tratamiento. Si no ha habido vómito, podría ser conveniente inducirlo. El lavado gástrico puede ser útil, aunque la absorción del tracto gastrointestinal normalmente es muy rápida, y después de aproximadamente dos horas la absorción del fármaco ha sido completa. Esto puede no ser el caso en presencia de sobredosificación masiva. La acidificación de la orina aumenta la eliminación de la trimetoprima.

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.

ULTRA LABORATORIOS, S.A. de C.V.
Dr. R. Michel 2920
Parque Ind. El Alamo
44490 Guadalajara, Jal.

Reg. Núm. 174M2003, SSA IV
DEAR-03430317455/R2003/IPPA

Trimetoprima y sulfametoxazol.

Deberá ser usado con precaución en pacientes con daño renal o insuficiencia hepática o aquellos con deficiencias de folatos (ancianos alcohólicos crónicos, pacientes que están recibiendo tratamiento anticonvulsivante, pacientes con mala absorción intestinal, y estado de desnutrición) y todos aquellos con problemas alérgicos y asma bronquial.

Debido a que tanto la trimetoprima como el sulfametoxazol atraviesan la barrera placentaria y podrían por tanto interferir con el metabolismo del ácido fólico, TS-BAC deberán usarse durante el embarazo sólo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial al feto. Se recomienda que las mujeres embarazadas que estén siendo tratadas con TS-BAC F reciban 5 a 10 mg diarios de ácido fólico.