QUDERMIN


CREMA

SERRAL, S.A. de C.V.

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
INDICACIONES TERAPÉUTICAS
CONTRAINDICACIONES
REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
PRESENTACIONES


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Crema

Cada 100 g de crema contiene:

Dipropionato de betametasona
   Equivalente a ................ 50 mg
   de betametasona

Clotrimazol ....................... 1.0 g

Sulfato de gentamicina
   equivalente a ................ 0.100 g
   de gentamicina base

Excipiente, cbp ................. 100.00 g


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

Antiinflamatorio, antialérgico, antimicrobiano y fungicida tópico.

QUDERMIN crema está indicado para el alivio de las manifestaciones inflamatorias de las dermatosis que responden a la corticoterapia, complicadas con una infección secundaria causada por organismos sensibles a los componentes de esta preparación dermatológica o cuando se sospeche la posibilidad de tal infección.

El clotrimazol ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la tiña podal, tina crural y tiña corporal debidas a Tricophyton rubrum, Tricophyton mentagrophytes, Epidermophyton floccosum y Microsporum canis; candidiasis causada por Candida albicans y tiña versicolor debida a Malassezia furfur (Pityrosporon orbiculare).

Las bacterias susceptible a la acción de la gentamicina incluyen cepas sensibles de Streptococci (grupo A hemolítico, alfa hemolítico), Staphylococcus aureus (positivos a la coagulasa, negativos a la coagulasa y algunas cepas que producen penicilinasa) y a las bacterias gramnegativas Pseudomonas aeruginosa, Aerobacter aerogenes, Escherichia coli, Proteus vulgaris y Klebsiella pneumoniae.

Acción: QUDERMIN crema combina el efecto antiinflamatorio, antiprurítico y vasoconstrictor sostenido por el dipropionato de betametasona que es un corticosteroide efectivo en el tratamiento de dermatosis que responde a la corticoterapia; con la acción antimicótica de amplio espectro del clotrimazol y el efecto antibiótico de la gentamicina.

El clotrimazol parece actuar sobre la membrana celular de los hongos, causando pérdida del contenido celular. Según un estudio en cerdos de Guinea infectados con Trichophyton mentagrophytes no mostraron una pérdida medible de la actividad del clotrimazol debida a la combinación con dipropionato de betametasona. No se ha reportado la existencia de cepas de hongos resistentes a clotrimazol. Tampoco se desarrollo resistencia al clotrimazol durante cultivos sucesivos de Tricophyton metagrophytes.

La gentamicina provee un tratamiento tópico altamente efectivo en las infecciones bacterianas primarias y secundarias de la piel.


CONTRAINDICACIONES


Su empleo está contraindicado en pacientes con historia de hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula u otros corticosteroides o a imidazoles. No se debe utilizar en lesiones tuberculosas de la piel, virales como herpes agudo, varicela o durante el periodo de vacunación. No debe emplearse cerca de los ojos.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS


En muy raras ocasiones se han informado reacciones adversas al tratamiento con QUDERMIN crema y las mismas han incluido hipocromia, ardor, eritema, exudación y prurito.

Las siguientes reacciones adversas locales también se han comunicado con el uso de corticosteroides locales, especialmente al usarse bajo vendajes oclusivos: ardor, picazón, irritación, sequedad, foliculitis, hipertricosis, erupciones acneiformes, hipopigmentación, dermatitis perioral, dermatitis alérgica de contacto, maceración de la piel, infección secundaria, atrofia cutánea, estrías y miliaria.

De casi 1000 pacientes que recibieron tratamiento tópico con clotrimazol para sus dermatomicosis, el 95% mostraron tolerancia excelente.

Las reacciones adversas que se han comunicado incluyen: eritema, escozor, vesiculación, exfoliación, edema, prurito, urticaria e irritación general de la piel.

El tratamiento con gentamicina ha producido irritación transitoria (eritema y prurito) que usualmente no requiere la suspensión del tratamiento.

Las reacciones que se han reportado con el uso de clotrimazol incluyen eritema, ardor, ampulación, descamación, edema, prurito, urticaria e irritación general de la piel. Con el uso de los corticosteroides se han reportado entre otras las siguientes reacciones adversas: ardor prurito, irritación, resequedad, foliculitis, dermatitis alérgica de contacto, maceración de la piel; infección secundaria atrofia de la piel, estrías y miliaria.


PRESENTACIONES


Caja con tubo con 20, 25, 30 y 40 g de crema.