Accidente cerebrovascular recurrente con rivaroxabán en comparación con aspirina según predictores de fibrilación auricular

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Los accidentes cerebrovasculares de origen indeterminado representan aproximadamente 20% de todos los accidentes cerebrovasculares isquémicos y tienen una tasa de recurrencia de 3% a 6% por año.

Rivaroxabán vs. aspirina

Los estudios que utilizan monitoreo cardiaco continuo a largo plazo en pacientes con accidente cerebrovascular de origen indeterminado sugieren que la fibrilación auricular puede detectarse en aproximadamente 30% de los individuos dentro de 3 años, esto debido a que la anticoagulación oral es altamente efectiva.

Se pensaba que rivaroxabán puede ser más eficaz que la aspirina en un subconjunto de pacientes con accidentes cerebrovasculares de origen indeterminado con más probabilidad de tener fibrilación auricular no diagnosticada o marcadores de un sustrato auricular izquierdo anormal.

La ecocardiografía también se realiza con frecuencia después de los accidentes cerebrovasculares de origen indeterminado. Asimismo, el aumento del diámetro y el volumen de la aurícula izquierda se han asociado con tasas de detección de fibrilación auricular más altas a 50% y un mayor riesgo de accidente cerebrovascular.

Interacciones de tratamiento

El ensayo clínico aleatorizado NAVIGATE de accidentes cerebrovasculares de origen indeterminado encontró que 15 mg de rivaroxabán por día no reducen el accidente cerebrovascular en comparación con la aspirina en pacientes con accidente cerebrovascular embólico de origen indeterminado; sin embargo, reduce sustancialmente el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes con fibrilación auricular.

Los participantes fueron estratificados según los factores predictivos de fibrilación auricular, incluido el diámetro auricular izquierdo, frecuencia de las contracciones auriculares prematuras y puntuación HAVOC, un esquema validado que utiliza características clínicas.

Se evaluaron las interacciones de tratamiento con estos predictores. Los participantes se inscribieron entre diciembre de 2014 y septiembre de 2017, y el análisis comenzó en marzo de 2018.

Entre los 7,112 pacientes con una edad media de 67 años, la puntuación media HAVOC fue 2.6, la media del diámetro auricular izquierdo fue de 3.8 cm y la frecuencia diaria media de las contracciones auriculares prematuras fue 48.

Conclusiones

La detección de fibrilación auricular durante el seguimiento aumentó para cada tercil de la puntuación HAVOC: 2.3%, 3.0% y 5.8%; sin embargo, ni los terciles de la puntuación HAVOC ni la frecuencia de las contracciones auriculares prematuras afectaron la asociación de rivaroxabán con el accidente cerebrovascular isquémico recurrente.

La incidencia anual de fibrilación auricular aumentó por cada tercil de diámetro de la aurícula izquierda y por cada tercil de frecuencia de contracciones auriculares prematuras.

La puntuación HAVOC, el diámetro auricular izquierdo y la frecuencia de contracción auricular prematura predijeron una fibrilación auricular clínica posterior.

Rivaroxabán se asoció con un riesgo reducido de accidente cerebrovascular recurrente entre los pacientes con accidentes cerebrovasculares de origen indeterminado y agrandamiento auricular izquierdo moderado o grave, pero esto debe confirmarse de forma independiente antes de influir en la práctica clínica.

Si deseas leer el artículo completo, da clic aquí.