Actualización del tratamiento de tuberculosis en niños

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Epidemiología de tuberculosis

Tuberculosis (TB) es la enfermedad infecciosa más importante del mundo y una de las 10 primeras causas de muerte, aunque su incidencia y mortalidad están en franco retroceso.

En 2015 hubo 104 millones de casos nuevos, 480,000 casos de TB multirresistente (TBMDR) y 1.4 millones de muertes por esta enfermedad. Mediante la estrategia 1 End TB, la OMS pretende disminuir 80% la incidencia y 90% la mortalidad por TB para 2030.

Las dificultades diagnósticas del niño y la falta de formulaciones pediátricas óptimas representan el mayor desafío en el control de TB infantil.

Exposición a tuberculosis

Se considera que existe situación de exposición a TB cuando se cumplen todas las siguientes condiciones:

  • Contacto reciente, durante los últimos 3 meses, estrecho (> 4 h diarias en el mismo habitáculo cerrado) con un paciente confirmado/sospechoso de TB bacilífera (pulmonar, laríngea, traquealoendobronquial).
  • Prueba de tuberculina (PT) negativa (< 5 mm). Si se realiza test Interferon-Gamma-Releas Assay (IGRA), debe ser negativo.
  • Ausencia de síntomas y signos clínicos compatibles con TB.
  • En pacientes inmunodeprimidos o niños pequeños cuando se indique.

Revisada la evidencia y en línea con estas actualizaciones, la SEIP realiza nuevas recomendaciones sobre la profilaxis postexposición:

Iniciar profilaxis con isoniazida:

  • Todos los niños menores de 5 años.
  • Niños de cualquier edad con tratamiento inmunosupresor (uso prolongado de corticoides, anti-TNF alfa, fármacos inmunosupresores, etc.) o comorbilidades del sistema inmunitario (VIH, insuficiencia renal crónica, tumores sólidos o hematológicos, inmunodeficiencias primarias, etc.).

Una vez transcurridas 8-10 semanas tras el último contacto de riesgo se realizará nueva PT, independientemente de si se inició isoniazida o no. Se procederá según resultados.

Infección tuberculosa latente

Se consideran en situación de infección tuberculosa latente (ITBL) los niños y adolescentes que se infectan por contacto con enfermo bacilífero sin desarrollar enfermedad activa y evolucionan a un estado de infección latente asintomática.

Pautas para el tratamiento de tuberculosis latente en niños

Isoniazida durante 6-9 meses, si hay mal cumplimiento, inmunodeficiencias o enfermedades crónicas, evaluar prolongarlo hasta los 9 meses.

Isoniazida y rifampicina: en niños mayores de 3 meses o en niños mayores de 12 años. Especialmente recomendada en adolescentes o en sospecha de mala adherencia.

Rifampicina durante 4 meses: en pacientes con toxicidad o contraindicaciones a isoniazida, o cepas de Mycobacterium tuberculosis resistente a isoniazida y sensibles a rifampicina.

Tratamiento de la enfermedad tuberculosa

En el caso de tuberculosis pulmonar consiste en dos fases:

  • Fase de inicio a base de isoniazida, rifampicina, pirazinamida y etambutol por dos meses. El cuarto fármaco más empleado es etambutol (E) por vía oral, vigilando aparición de neuritis óptica.
  • Fase de mantenimiento a base de isoniazida y rifampicina durante 4 meses: en TB-pulmonar por cepa sensible o desconocida y buena evolución. En los casos de TB extrapulmonar o TB resistente, considerar especificaciones.

Tuberculosis resistente a fármacos

Una vez realizadas las pruebas de sensibilidad y resistencia, apegarse a las recomendaciones según sea el tipo de resistencia. Considerar que el tratamiento convencional de tuberculosis multirresistente debe ser dirigido por un especialista en infectología pediátrica, con una duración aproximada de 18-24 meses.

Si deseas leer el artículo completo, da clic aquí