Beneficios cognitivos de una actividad musical en adultos mayores

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Actualmente hay un aumento en la esperanza de vida, que es altamente positivo para el ser humano, aunque trae consigo una disminución en nuestras funciones cognitivas.

Discapacidades asociadas con la edad

Se estima que para 2050 habrá 114 millones de personas con demencia, esta condición es una de las principales causas de discapacidad y dependencia en la población adulta mayor.

Hay varios subsistemas de memoria, el que más se ve afectado por el envejecimiento es la memoria episódica.

Se han investigado varias estrategias o intervenciones ambientales, además de los estilos de vida, principalmente para mejorar las funciones cognitivas y para prevenir y/o retrasar los déficits cognitivos.

El envejecimiento de la población está creciendo rápidamente, por tanto proponer intervenciones que mejoren las funciones o estrategias cognitivas que retrasan la aparición de discapacidades asociadas con la edad es un tema de gran interés para la salud biopsicosocial de nuestra especie.

Improvisación musical y memoria

En este estudio se empleó la improvisación musical como actividad ambiental focal para explorar su capacidad y así mejorar la memoria en adultos mayores.

Se presentaron dos estudios: el primero evaluó la memoria neutral con el Rey Complex Figure (RCF) y el segundo evaluó la memoria emocional con el Sistema Internacional de Imágenes Afectivas.

Un grupo de 132 voluntarios (de 60 a 90 años), participaron en esta investigación; 51 de ellos eran músicos con más de 5 años de entrenamiento musical formal.

Después de la adquisición de información neutral (estudio 1) o emocional (estudio 2), los grupos de adultos mayores fueron expuestos a improvisación musical (intervención experimental) o imitación musical (intervención de control) durante 3 min.

Luego se evaluó la memoria mediante dos tareas (recuperación y reconocimiento gratuitos), mediante medidas inmediatas y diferidas (después de una semana).

Encontramos una mejora significativa en la memoria entre los participantes involucrados en la improvisación de música, quienes recordaron más elementos de RCF e imágenes de Sistema Internacional de Imágenes Afectivas que el grupo de imitación, tanto en la evaluación inmediata como en la diferida. Por otro lado, los participantes que tenían conocimiento musical tuvieron mejor actuación en la memoria visual neutral que los no músicos.

Actividades musicales para adultos mayores

Un desafío clave para el envejecimiento exitoso es descubrir tratamientos cognitivos o intervenciones que tengan la capacidad de integrar múltiples sistemas neuronales que alivien o prevengan el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Practicar una actividad musical es la intervención cognitiva óptima que incluye integración sensorimotora multimodal, creación de elementos novedosos, motivación y dificultad.

Es relevante resaltar la diferencia entre improvisación e imitación, ya que las actividades musicales estándar para adultos mayores incluyen tareas repetitivas sin componente de novedad.

Al apoyar las ventajas de la improvisación, las actividades grupales podrían diseñarse con el propósito de crear algo musicalmente novedoso en un contexto de interacción social.

Como la improvisación musical modula la memoria, el tratamiento con música puede proporcionar un método simple, seguro y eficaz para prevenir los factores concomitantes fisiológicos potencialmente dañinos de la memoria, con un gran potencial para la aplicación clínica.

Si deseas leer el artículo completo, da clic aquí.