Depresión en el embarazo

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Se reconoce que el embarazo es un periodo de grandes cambios tanto para la gestante como para su familia. Se ha señalado que el embarazo es un estado de adecuada salud mental y emocional, y se lo ha propuesto como factor protector contra las alteraciones del estado de ánimo.

Proporción de depresión antenatal

La depresión antenatal afecta a 8-11% de las mujeres en los países desarrollados, mientras que la depresión general durante el embarazo alcanza 13%, y es la segunda causa de incapacidad de las mujeres.

La proporción de mujeres embarazadas con prescripción de antidepresivos ha aumentado drásticamente en las últimas dos décadas.

Algunos estudios han demostrado que la ansiedad y depresión en el embarazo aumentan el riesgo de trabajo de parto pretérmino, neurodesarrollo fetal alterado, Apgar con baja puntuación y bajo peso al nacer; además, se ha evidenciado el aumento en las tasas de abuso de sustancias y escasa participación en programas de control prenatal durante el embarazo.

A pesar del riesgo de la paciente gestante de sufrir alteraciones de su salud mental, entre los profesionales en salud aún se producen errores en el reconocimiento, diagnóstico y tratamiento de la depresión durante el embarazo.

Dados los posibles efectos teratógenos de muchos fármacos usados para trastornos psiquiátricos, es importante conocer y prescribir herramientas seguras para el tratamiento de la depresión durante la atención médica.

La depresión es la morbilidad psiquiátrica más común en el embarazo, ya que afecta a más de 13% de las mujeres embarazadas.

Su diagnóstico se basa en los criterios establecidos por el DSM-5 y la aplicación de escalas validadas como la Escala de Depresión Postnatal de Edimburgo.

Sin embargo, todavía hay errores y deficiencias entre los profesionales de la salud en el reconocimiento, diagnóstico y tratamiento de la depresión durante el embarazo, con las consecuencias y repercusiones resultantes en la gestación misma o en el feto.

Revisión

Las bases de datos PubMed y LILACS se utilizaron para buscar manuscritos, de los 223 artículos encontrados, 55 cumplieron los criterios de inclusión.

La prevalencia de depresión en el embarazo en América del Sur es de aproximadamente 29% y los factores de riesgo más importantes son el abuso sexual, embarazo a una edad temprana y violencia intrafamiliar.

Por tanto, el diagnóstico temprano favorece una reducción en el comportamiento de riesgo, trastornos del neurodesarrollo fetal y resultados obstétricos.

Uso de antidepresivos

La depresión en el embarazo es una condición común, pero no se reporta debido a que sus síntomas a menudo se atribuyen al embarazo en sí. Se recomienda el uso de antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, en particular fluoxetina, que no se ha asociado con teratogenicidad, además de la implementación de tratamientos no farmacológicos como psicoterapia, atención plena y ejercicio aeróbico.

Orientar a los profesionales de la salud facilitará el correcto diagnóstico y tratamiento de esta condición.

Si deseas leer el artículo completo, da clic aquí.