Efectos del ejercicio físico intervalado en la mejora del control glicémico de adultos obesos con insulinorresistencia

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

La Organización Mundial de la Salud indicó que 1.5 millones de personas fallecieron de forma directa a causa de la diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) en el año 2012.

Se estima que para el año 2030 crecerá en 54% el número mundial de personas con esta patología.

Ejercicio y DMT2

La evidencia científica que existe es amplia y demuestra que la prescripción de ejercicio físico adaptada en cuanto a volumen, intensidad y metodología a las necesidades del paciente logra no sólo prevenir patologías como DMT2, sino también mejorar la funcionalidad metabólica, como, por ejemplo, el mecanismo de insulinosensibilidad en tejidos como el musculoesquelético y tejido adiposo, que se produce por medio del aumento de la actividad de síntesis proteica y biogénesis mitocondrial.

Diversos estudios también exponen que algunas metodologías de ejercicio físico como fuerza muscular (resistance training) y el entrenamiento de alta intensidad logran mejorar de manera significativa el estado metabólico y la salud a nivel de composición corporal, debido a que atacan el ineficiente funcionamiento del músculo esquelético.

Análisis

Se estudiaron 28 personas (edad 36 ± 13 años) insulinorresistentes no medicadas y sin prescripción nutricional formal. Se formaron aleatoriamente dos grupos: grupo entrenamiento de resistencia muscular y grupo entrenamiento de alta intensidad.

Cada grupo participó durante 12 semanas de intervención (tres sesiones/semana). Ambos grupos fueron homogéneos en cuanto a edad, peso, talla e IMC.

La glicemia/insulinemia basal y poscarga igual fueron evaluadas, pre- y postintervención.

Eficacia del ejercicio

Tras la intervención, existieron disminuciones significativas en el porcentaje de grasa de ambos grupos, resistencia muscular y entrenamiento de alta intensidad y sin diferencias entre grupos. En la insulina en ayunas existieron reducciones significativas en el entrenamiento de resistencia muscular RT y el entrenamiento de alta intensidad. La insulina poscarga demostró una variación significativa en entrenamiento de resistencia muscular y en entrenamiento de alta intensidad. Respecto al comportamiento de la glicemia en ayunas, esta disminuyó significativamente en el entrenamiento de resistencia muscular y en el entrenamiento de alta intensidad. En relación a la glicemia poscarga, solo el entrenamiento de alta intensidad disminuyó significativamente, presentando diferencias significativas entre entrenamiento de resistencia muscular vs. entrenamiento de alta intensidad.

Las metodologías entrenamiento de alta intensidad y entrenamiento de resistencia muscular empleadas lograron disminuir significativamente las variables plasmáticas en un periodo de tres meses de intervención.

Por tanto, ambas metodologías sirven para ser aplicadas al tratamiento de insulinorresistencia, respetando los principios fisiológicos del entrenamiento y la condición física inicial de cada paciente.

Además, se debe considerar también que se utilizaron materiales de fácil acceso, como bicicletas estáticas y mancuernas de peso intercambiable, lo cual convierte este tipo de entrenamientos en una alternativa al tratar este tipo de patologías.

https://www.nutricionhospitalaria.org/articles/02075/showSi deseas leer el artículo completo, da clic aquí.