Estacionalidad en la incidencia y mortalidad por fractura de cadera

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Las fracturas de la extremidad proximal del fémur incluyen las que se producen en las regiones cervical y trocantérea.

Principales afectados

Este tipo de lesiones son una entidad relacionada con la fragilidad ósea y que tiene una incidencia superior en mayores de 65 años, con una edad promedio de 82 años y un predominio del sexo femenino con una razón 3:1.

Se calcula una tasa de incidencia en 517 casos por 100,000 habitantes al año. La mortalidad hospitalaria de estos pacientes llega a 5% y es más alta para el sexo masculino, en una razón 2:1.

Esta mortalidad está relacionada con complicaciones fundamentalmente respiratorias, cardiopatía isquémica y fallo cardiaco. La mortalidad también se relaciona con una edad más avanzada y con la ocurrencia en los meses fríos del año.

Adicionalmente, estos pacientes suelen presentar una estancia hospitalaria más prolongada, entre 16 y 19 días.

Estacionalidad e incidencia de fracturas

Se realizó un estudio descriptivo longitudinal de casos que incluyó 1,104 pacientes mayores de 64 años ingresados por fractura de la extremidad proximal del fémur en el Hospital HCU Virgen de la Victoria durante 30 meses.

Se registraron las características epidemiológicas de estos pacientes y la incidencia mensual de fracturas, relacionado con el mes del año en que ocurrió, así como con las condiciones meteorológicas, temperatura y precipitaciones.

La población del estudio comprendió un total de 1,104 pacientes, con una mayor proporción de mujeres (75.1%). La edad promedio fue 82.3 años. Se encontró una tendencia hacia una mayor incidencia de estas fracturas.

La tasa de mortalidad anual hospitalaria fue de 2.97%, mayor en los hombres y en el grupo de edad mayor de 84 años.

La estacionalidad se encontró en términos de la incidencia de fracturas por encima del promedio en el mes de octubre y por debajo de este en el mes de febrero. Por otro lado, la mortalidad fue menor que el promedio en el mes de marzo y mayor en agosto.

En ambos se encontró una baja correlación con la temperatura y precipitación.

Distribución estacional de las fracturas de cadera

Se ha encontrado una tendencia al aumento en la incidencia anual de estas fracturas, que ya ha sido reportada ampliamente en la bibliografía, aunque de forma irregular, siendo el grupo de edad de mayores de 85 años el que más ve aumentada esta tasa de incidencia.

En este estudio el grupo de edad entre 75 y 84 años presentó mayor número de pacientes, aunque con poca diferencia con respecto al de más de 84 años.

La distribución estacional de las fracturas de cadera presentó un aumento sobre el promedio en el mes de octubre y una disminución en febrero.

La mortalidad aumentó sobre el promedio en el mes de agosto y disminuyó en marzo.

Si deseas leer el artículo completa, da clic aquí.