PREVENCIÓN, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE SEPSIS MATERNA

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
La Guía de Práctica Clínica Prevención, diagnóstico y tratamiento de la sepsis materna tiene como objetivo estandarizar los principales factores de riesgo anteparto para sepsis materna, como: anemia, obesidad, falta de control prenatal, desnutrición, alteraciones en el metabolismo de los carbohidratos, enfermedades preexistentes, antecedente de cesárea previa, antecedente de pielonefritis, cesárea sin trabajo de parto y antecedente de fiebre o de uso de antibióticos dos semanas previas a la evaluación médica; factores asociados a complicaciones al nacimiento, como: desgarros perineales mayores de segundo grado, desgarro de ángulo de histerorrafía, dificultad para la extracción fetal, lesión vesical o ureteral, perforación intestinal o necesidad de revisión manual de cavidad uterina; factores de riesgo intraparto, como: ruptura prolongada de membranas, realizar más de cinco tactos vaginales y parto instrumentado; factores obstétricos, como: antecedente de preeclampsia, hipertensión arterial crónica, embarazo múltiple y hemorragia posparto; cuáles son los criterios de presunción diagnóstica, cómo se establece el diagnóstico, cuáles son las intervenciones iniciales más efectivas y seguras para el manejo de la sepsis materna, cuál es el manejo obstétrico recomendado en las pacientes con dicho diagnóstico, y cuáles son las principales acciones para su prevención.