Síndrome posvacunal VPH

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

La vacunación ha sido una de las estrategias de salud pública más exitosas en la historia de la medicina. Enfermedades terribles como viruela y poliomielitis han sido prácticamente erradicadas gracias a estas campañas.

Síndrome posvacunal VPH

Este innegable éxito ha multiplicado los esquemas de inmunización universal. Sin embargo, como en cualquier terapia biológica eficaz, la excesiva dosificación puede provocar daño.

Esta parecería ser la situación de la vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH).

Investigadores independientes han descrito la aparición de un síndrome disautonómico doloroso crónico poco después de la vacunación contra el virus del papiloma humano.

La veracidad de este síndrome se debate acaloradamente. Muchos de los casos de vacunación post-VPH informados cumplen con los criterios de diagnóstico de fibromialgia.

Métodos diagnósticos

El modelo neuropático disautonómico-neuropático de la fibromialgia podría ayudar en el proceso diagnóstico y terapéutico en aquellos pacientes en los que comenzó la aparición de una enfermedad crónica dolorosa después de la vacunación contra el virus del papiloma humano.

El modelo disautonómico-neuropático de la fibromialgia podría aportar pautas diagnósticas para aquellas personas que han desarrollado un padecimiento crónico después de la vacunación contra el virus del papiloma humano. El principal problema en estos casos ha sido la falta de diagnóstico adecuado.

Las maniobras en la mesa basculante reconocerían la taquicardia ortostática postural u otros síndromes de intolerancia ortostática.

La biopsia cutánea definiría la presencia de neuropatía de fibras finas. La búsqueda de anticuerpos versus receptores adrenérgicos y muscarínicos podría convertirse en herramienta útil en el proceso diagnóstico del síndrome posvacunal VPH.

Tratamientos

En la actualidad, el tratamiento farmacológico de fibromialgia deja mucho que desear. Sin embargo, basados en los nuevos conocimientos fisiopatológicos, están bajo investigación bloqueadores selectivos de los canales de sodio ubicados en los ganglios de las raíces dorsales.

Estas sustancias podrían convertirse en analgésicos eficaces para el síndrome posvacunal VPH.

La infusión de inmunoglobulinas o plasmaféresis podrían ser útiles en aquellos casos de síndrome posvacunal por virus del papiloma humano que muestren anticuerpos versus receptores adrenérgicos o muscarínicos.

Piridostigmina, fludrocortisona y propranolol utilizados en los síndromes de intolerancia ortostática podrían extrapolarse como arma terapéutica para el síndrome posvacunal VPH.

Investigadores independientes han descrito el inicio de un síndrome crónico parecido a la fibromialgia después de la vacunación contra el virus del papiloma humano.

Hay dificultad para encasillar al padecimiento dentro de un diagnóstico específico. Los avances recientes en el conocimiento de la fibromialgia podrían aportar pautas diagnósticas y terapéuticas para el hipotético síndrome posvacunal VPH.

Por otro lado, de corroborarse su veracidad, el síndrome posvacunal VPH se erigiría como un nuevo modelo trágico e indeseado de fibromialgia.

Las autoridades sanitarias internacionales niegan la existencia de tal síndrome. Por tanto, son necesarias más investigaciones para definir si el síndrome posvacunal VPH es un espejismo clínico o constituye una nueva entidad clínica.

Si deseas leer el artículo completo, da clic aquí.