Uso concomitante de clozapina y clonazepam en el tratamiento de discinesia tardía severa

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Se presenta el caso de un paciente que comenzó tratamiento con clozapina después de que sufriera de una discinesia tardía severa después del tratamiento con neurolépticos.

Discinesia tardía y antipsicóticos

En la literatura hay informes de casos mixtos del efecto de clozapina en discinesia tardía. Por ejemplo, hay informes de aparición de discinesia tardía después del tratamiento con clozapina.

Sin embargo, los estudios sistemáticos han revelado que el riesgo de incidencia de discinesia tardía, asociado con los antipsicóticos de segunda generación, incluida la clozapina, es menor en comparación con la incidencia de los antipsicóticos de primera generación.

Los estudios sugieren que el riesgo y gravedad de discinesia tardía asociada con el uso de antipsicóticos convencionales se puede reducir a través de un enfoque que comienza con un cambio a un antipsicótico atípico.

Existen estudios sistemáticos que muestran que clozapina puede tener cierta eficacia en el tratamiento de discinesia tardía inducida por antipsicóticos.

Caso clínico

Un paciente masculino de 43 años, soltero y desempleado al inicio del tratamiento, fue remitido al equipo de casos de clozapina en julio de 2017 para un posible tratamiento de discinesia tardía severa.

Se trata de un paciente masculino de 43 años de edad que desarrolló movimientos corporales anormales involuntarios e intensos que afectaban principalmente al tronco después de que recibió clorpromazina durante 8 años para el diagnóstico de esquizofrenia.

Cuando el trastorno del movimiento se volvió intolerable e incapacitante, se estableció el diagnóstico de discinesia tardía inducida por neurolépticos graves y el paciente comenzó a tomar clozapina con un tratamiento adyuvante con clonazepam.

Tras este tratamiento, el paciente respondió bien y los movimientos discinéticos se controlaron por completo y pudo trabajar.

Uso concomitante de clonazepam

Debido a su perfil de efectos adversos y la necesidad de un control estricto, el beneficio de clozapina es principalmente para pacientes con manifestaciones moderadas a severas de discinesia tardía para los cuales se justifica el cambio al tratamiento con clozapina.

El uso concomitante de clonazepam se inició con la intención de aliviar la ansiedad y ayudar a relajar al paciente; sin embargo, algunos estudios muestran que el beneficio de las benzodiazepinas en el tratamiento de los movimientos de la discinesia tardía podría tener relación con los cambios fisiopatológicos en el cerebro del paciente que tiene el trastorno del movimiento.

La participación de los mecanismos dopaminérgicos y GABAérgicos en la fisiopatología de la discinesia tardía inducida por neurolépticos probablemente explica la efectividad de la administración concurrente de clozapina y clonazepam en pacientes para controlar el trastorno de manera efectiva.

Se encontró que clozapina ha controlado eficazmente los movimientos de discinesia tardía severa y debilitantes en el paciente, cuando se administra simultáneamente con clonazepam. El paciente se estabilizó y volvió al funcionamiento completo.

Si deseas leer el artículo completo, da clic aquí.