GUÍA PARA PADRES PARA LA EVALUACIÓN DEL DESARROLLO PSICOMOTOR DE NIÑOS DE 12-24 MESES

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Edad

Datos a evaluar

0-1 mes

Reflejo del moro

Posición del niño: acostado boca arriba.

Colocar al niño boca arriba sobre el brazo del padre y después dejar caer la cabeza varios centímetros. Otra manera es sostener al bebé de ambas manos, elevarlo unos centímetros y dejarlo caer bruscamente.

Respuesta esperada: extensión y elevación de los brazos seguida de retorno a la habitual postura.

Reflejo cócleo-palpebral

Posición del niño: acostado boca arriba.

Aplauda a 30 cm de la oreja derecha del niño y verifique la respuesta. Repita de la misma manera en la oreja izquierda y verifique su respuesta.

Respuesta esperada: pestañeo de los ojos.

 

Reflejo de succión

Posición del niño: coloque al niño sobre su pecho en posición lista para amamantar.

Evalúe durante el momento de la alimentación, o bien, acerque su dedo a la boca del niño.

Respuesta esperada: el niño deberá succionar el pecho o realizar movimientos de succión con los labios y lengua al ser estimulado con el dedo.

Brazos y piernas flexionados, cabeza lateralizada

Posición del niño: acostado boca arriba.

Coloque al niño sobre la cama libremente (sin cobijas que lo sujeten) y observe.

Respuesta esperada: debido su edad, los brazos y las piernas del niño deberán estar flexionados y su cabeza lateralizada.

Manos cerradas

Posición del niño: en cualquier posición.

Observe sus manos.

Respuesta esperada: las manos del bebé deben estar cerradas.

1-2 meses

 

Vocaliza o emite sonidos

 

 

 

Posición del niño: cualquiera.

Observe si el niño emite algún sonido, como sonidos guturales o sonidos cortos de las vocales. No debe ser llanto.

Respuesta esperada: el niño emite sonidos.

Movimiento de piernas alternado

Posición del niño: acostado boca arriba, sobre la cama o colchoneta, observe los movimientos de sus piernas.

Respuesta esperada: movimientos de flexión y extensión de las piernas.

Abre las manos

Posición del niño: acostado en decúbito dorsal (boca arriba), sobre la camilla o colchoneta.

Observe sus manos.

Respuesta adecuada: en algún momento el niño deberá abrir sus manos de manera espontánea.

Mira el rostro de quien le habla

Posición del niño: acostado boca arriba sobre la cama o colchoneta.

Colóquese de frente al niño de manera que él pueda ver su rostro. Converse con él: “Oh, qué lindo bebé” o algo semejante. Observe la reacción del niño (sonrisa, vocalización o llanto).

Respuesta adecuada: el niño mira el rostro del examinador o de la madre, sonríe o emite sonidos intentando “conversar”.

Sigue los objetos en la línea media

Posición del niño: boca arriba.

Colóquese detrás del niño, coloque un objeto llamativo encima del rostro a 20 ó 30 cm. Balancee suavemente el objeto para atraer su atención.

Cuando el niño esté mirando el objeto muévalo lentamente para el lado derecho. En caso que el niño pierda de vista el objeto, reinicie el movimiento (3 intentos).

Respuesta adecuada: el niño acompaña el objeto hacia los dos lados, solamente con los ojos o con los ojos y la cabeza.

Reacciona a los sonidos

Posición del niño: acostado, boca arriba, sobre la cama o colchoneta.

Colóquese detrás del niño y sostenga un sonajero al lado y cerca de la oreja derecha (20 a 30 cm) de tal modo que no pueda verlo. Sacúdalo suavemente y pare (primer intento). Nuevamente comience la prueba, ahora en la oreja izquierda. Recuerde que si el niño no responde, puede repetir el estímulo hasta tres veces.

Respuesta adecuada: el niño muestra cualquier cambio de comportamiento, puede ser movimiento de los ojos, cambio de expresión o de frecuencia respiratoria.

Eleva la cabeza

Posición del niño: boca abajo sobre la cama o colchoneta.

Respuesta adecuada: el niño levanta la cabeza elevando el mentón de la cama sin girar para uno de los lados.

4-6 meses

Responda a quien le habla

Posición del niño: sentado sobre las piernas del padre o la madre y de frente a quien le habla.

Colóquese de frente al niño de manera que él pueda ver su rostro. Converse con él: “Oh, qué lindo bebé” o algo semejante. Observe la reacción del niño (sonrisa, vocalización o llanto). En caso que el niño no responda pida a la madre o acompañante que se posicione frente a él y le hable. Observe la respuesta del niño.

Respuesta adecuada: el niño mira el rostro de quien le habla o de la madre o padre que lo sostiene.

Agarra objetos

Posición del niño: con el niño acostado sobre las piernas de la madre.

Toque el dorso o la punta de sus dedos con un objeto que puede ser un juguete.

Respuesta adecuada: el niño agarra el objeto por algunos segundos.

Emite sonidos

Posición del niño: boca arriba sobre la cama o una colchoneta.

Colóquese frente del niño de manera que él pueda ver su rostro. Converse con él: “¡Oh, qué bebé tan lindo!” o cosas semejantes. Observe si el niño ríe emitiendo sonido.

Respuesta adecuada: el niño emite sonidos (“gugu”, “aaaa”, “eeee”, etc.).

 

Sostiene la cabeza

Posición del niño: coloque al niño sentado manteniendo sus manos como apoyo en los costados de ella.

Coloque al lado del niño un juguete llamando su atención. Observe si el niño consigue girar sólo para agarrar el juguete (pasando de posición boca arriba a boca abajo).

Respuesta adecuada: el niño mantiene la cabeza firme sin movimientos durante algunos segundos

 

 

Fuentes:

  • Martínez, E. J. (2014). Desarrollo psicomotor en educación infantil. Bases para la intervención en psicomotricidad (Vol. 36). Universidad Almería.