QUEMADURAS SOLARES

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Las quemaduras solares se deben a la exposición a rayos ultravioleta (UV) imperceptibles, lo que significa que no es necesario sentir calor para estar sufriendo daño.

Signos y síntomas

Inicialmente hay enrojecimiento, inflamación y dolor, en los casos más severos puede haber ampollas.

El enrojecimiento comienza a disminuir a partir de las 72 horas para posteriormente iniciar con lo que conocemos como “pelarse”.

¿Qué hacer?

  • Bañarse con agua fría-templada, evitando frotar la piel, así como el uso de sales y perfumes.
  • Mantener una adecuada hidratación oral.
  • En ausencia de alergias ni contraindicaciones, se pueden utilizar antiinflamatorios orales (ibuprofeno) durante 24-72 horas.
  • Aplicar un gel de aloe vera o una crema “después del sol” varias veces al día.
  • Evitar la exposición solar directa hasta la resolución de la quemadura.

Medidas preventivas

  • Proteger a los niños. Ellos son especialmente vulnerables a la radiación UV y suelen pasar más tiempo al aire libre que los adultos. Se recomienda que los menores de un año permanezcan preferentemente a la sombra.
  • Reducir la exposición al sol del mediodía. Los rayos ultravioleta (UV) solares son más intensos entre las 10 y 14 horas, por lo que se recomienda reducir la exposición al sol durante este periodo.
  • Usar ropa protectora. Los sombreros de ala ancha y la ropa suelta protegen del sol. Las gafas de sol que filtran toda la radiación UV-A y UV-B reducen el riesgo de lesiones oculares.
  • Usar filtros solares. Utilice filtros solares de amplio espectro con un factor de protección 15 o más y vuélvalo a aplicar cada dos horas o después de trabajar, nadar, jugar o hacer ejercicio al aire libre, esto puede ayudar a reducir los efectos cutáneos nocivos de la radiación UV.
  • Conocer el índice UV (medida de la radiación). Cuanto mayor sea el índice, mayor es el riesgo de lesiones cutáneas y oculares. Se puede usar para planificar sus actividades al aire libre; cuando sea igual o superior a 3 (radiación moderada) debe tomar medidas de protección.
  • Aprovechar la sombra. Busque los lugares sombreados cuando los rayos UV son más intensos. Puede utilizar la siguiente regla: observe su sombra, si es corta busque refugio.
  • Evitar el uso de lámparas y camas solares para fines cosméticos.

 

Recuerde…

  • En cantidades pequeñas, la radiación ultravioleta es benéfica para la salud, ya que desempeña una función esencial en la producción de vitamina D; sin embargo, una exposición prolongada a la radiación solar puede representar un factor de riesgo para la ocurrencia de cáncer de piel.
  • Las cremas de protección solar no deben utilizarse para aumentar el tiempo de exposición al sol, sino para incrementar la protección cuando la exposición es inevitable. La protección que proporcionan depende en gran medida de si se aplican correctamente.

 

Fuentes: