TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

¿Qué es?

El traumatismo craneoencefálico (TCE) es una lesión en la cabeza con la presencia de al menos uno de los siguientes síntomas:

  • Alteración de la conciencia o pérdida de la memoria debida al trauma (o ambas).
  • Cambios neurofisiológicos o neurológicos clínicos.
  • Diagnóstico de fractura de cráneo o lesiones atribuibles al trauma.

 

Causas

Las tres principales causas de lesiones traumáticas cerebrales son accidentes viales, caídas y golpes en situaciones violentas.

Existen factores de riesgo para tener un traumatismo craneoencefálico, como consumo de alcohol y otras drogas, pacientes con crisis convulsivas, personas de edad avanzada o con alguna discapacidad física.

Diagnóstico

El diagnóstico puede ser evidente cuando hay un golpe en la cabeza o se pueden identificar las heridas superficiales. Pero algunos casos son más difíciles de identificar, pues el TCE se puede presentar sin ninguna señal superficial de trauma craneal, por lo que su diagnóstico requiere de una evaluación médica para tener la certeza de que existe y determinar su gravedad.

 

Datos de alarma después de un traumatismo craneoencefálico

Si tras la valoración médica se determina que el paciente puede regresar a casa, se debe de informar a los familiares acerca de: cómo se espera que evolucionen los síntomas, cómo reanudar las actividades diarias normales y las señales de advertencia que indiquen posibles complicaciones, como son:

  • Somnolencia excesiva y dificultad para despertar. Pese a esto, no es necesario mantener al paciente despierto si es hora de dormir, bastará con comprobar si se despierta con facilidad.
  • Confusión y desorientación.
  • Llanto persistente, irritabilidad.
  • Dolor de cabeza continuo o de gran intensidad.
  • Pérdida de conciencia.
  • Convulsiones
  • Debilidad o adormecimiento de brazos o piernas.
  • Alteraciones en la visión.
  • Sangrado por nariz u oídos.
  • En general, cualquier comportamiento o suceso fuera de lo habitual en el paciente es motivo de una valoración médica, sobre todo en niños pequeños o pacientes de edad avanzada.

 

Gravedad

Un traumatismo craneoencefálico puede ser leve, moderado o severo y el nivel de conciencia es un excelente indicador de la gravedad de la lesión. Esta valoración la realiza el médico con la ayuda de una evaluación llamada Escala de Glasgow y estudios como la tomografía computarizada (TC), o por una radiografía del cráneo en caso que no haya un tomógrafo disponible.

Primeros auxilios tras un TCE

  • Si la herida es aparentemente superficial, el paciente está consciente y sin mayor daño aparente, cubra la herida con gasas nuevas y acuda a valoración médica. Si la sangre empapa la gasa, no la quite. Coloque otro pedazo de tela encima de la primera.
  • Si el traumatismo se debió a una caída de altura o choque, no movilice al paciente, espere a que el personal de emergencias acuda al sitio.
  • Si la persona está vomitando, gírele la cabeza, el cuello y el cuerpo hacia el lado levemente.
  • Si el traumatismo fue en motocicleta y aún porta casco, no retire el casco de la víctima, espere a que llegue personal de emergencias.

 

Fuentes: