USO CORRECTO DEL INHALADOR

Estás aquí

Contáctanos

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Identifique el tipo de inhalador que ha indicado su médico, este puede ser:

  1. Aerosol convencional presurizado. Es un cartucho cilíndrico que contiene el medicamento, en suspensión en un gas, y una válvula dosificadora que libera una dosis predeterminada del medicamento. Estos dispositivos se activan con la inspiración (se abren al inspirar y se cierran al espirar).
  2. Inhaladores de polvo seco. Estos dispositivos se activan con la inspiración haciendo pasar aire a través del fármaco. La inspiración se puede repetir varias veces aunque sólo se disponga de una dosis, con lo que aseguramos la inhalación completa del fármaco.

Siga los siguientes pasos para un adecuado uso de su inhalador:

  1. Colóquese de pie o sentado para permitir la máxima expansión de su tórax.
  2. Agitar el inhalador, sosteniéndolo de modo que el cartucho esté por encima de la pieza bucal.
  3. Retire la tapa que cubre el inhalador y manténgalo en posición vertical.
  4. Girar la base hacia la derecha y a continuación hacia la izquierda. Se oirá un “clic”.
  5. Sostener el envase entre los dedos índice, en la parte superior y pulgar en la inferior.
  6. Saque completamente el aire vaciando los pulmones, con el aparato separado de la boca.
  7. Colocar el aparato en la boca, rodeando la boquilla con los labios, apretando acto seguido la base del dispositivo con el dedo índice.
  8. Respire metiendo aire enérgicamente con la cabeza extendida sin forzarla, es decir, no pegue su barbilla hacia el pecho.
  9. Aguante la respiración durante 10 segundos y expulse el aire lentamente por la nariz, con el aparato separado de la cara.
  10. Espere mínimo 1 minuto para realizar otra inhalación.
  11. Enjuague la boca al terminar de usar el aparato.
  12. Limpie el inhalador.

 

Fuentes: